Los mejores castillos para visitar en Lugo: Pambre, Tovar, Doiras, Monforte de Lemos, San Paio de Narla

En la provincia de Lugo encontramos varios castillos medievales y otros más modernos, con gran exhibición de baluartes. Aquí tenemos 5 ejemplos de los más impresionantes, en lugares muy bien elegidos, ideales para sumergirse en la historia y en el paisaje de Lugo.

Castillo de Pambre (Palas de Rei). Está en un alto al lado del Pambre, en Palas de Rei. También se conoce como la fortaleza o la torre de Pambre. Aunque la leyenda dice que fue construido por los mouros (seres de la mitología gallega que viven bajo tierra) en una noche, lo cierto es que fue mandado hacer a finales del siglo XIV por Gonzalo Ozores de Ulloa, se piensa que ni por mouros ni en una noche, pero sí con algo de prisa. Es uno de los pocos castillos que resistieron el ataque de los irmandiños; como el señor decidió huir, dejaron el castillo tranquilo, por eso se conserva tan bien: perfectamente medieval y fantástico, imponente entre los árboles. Tiene foso, capilla, muralla con cuatro torres y gran torre del homenaje en el medio. A finales del siglo XV pasó a los condes de Monterrei y, a partir del siglo XVI, se puede decir que terminó su época de gloria. Llegó al siglo XX bastante abandonado y, después de ser donado por el último propietario a una congregación benéfica, acabó en manos de la Xunta en 2011. Fue rehabilitado y se puede visitar desde 2016.

Pazo de Tovar (Lourenzá). Antiguamente se conocía como Torre de Canedo, hoy se le llama Fortaleza o Pazo de Tovar. Está en la parroquia de San Tomé, en Lourenzá, en la Mariña Lucense. La torre fue levantada en el siglo XVI por encima de los restos de otra. Los primeros propietarios fueron los Tovar, de ahí el nombre. Con el tiempo fue cambiando de dueños y de arrendatarios, incluso coincidiendo varios a la vez. Tiene dos torres cuadradas con almenas y dos pabellones. Es un buen ejemplo del gótico isabelino en Galicia. Después de una época en mal estado, fue rehabilitado, y hoy en día está bien aprovechado, albergando el Centro de Interpretación de la Cultura de los Pazos de Galicia; el Rincón del Juguete (museo del juguete tradicional); el Museo del Lino; e incluso un restaurante: O Forno de Tovar.

Castillo de Doiras (Cervantes). Está a 700 m de altura, en la sierra de Os Ancares, dominando el río Cervantes y el Doiras. Encaramado en un alto, como el castillo de la Bella Durmiente, se ve desde bien lejos, con la torre del homenaje sobresaliendo. Fue construido en el siglo XV, como defensa a la entrada del Camino de Santiago. Actualmente, pertenece a la Fundación Xosé Soto de Fión. Se cuenla que en el castillo vivía el caballero Froiaz con sus hijos Egas y Aldara. Un día, Aldara desapareció sin más y, por mucho que la buscaron, no fueron capaces de encontrarla. Tiempo después, Egas vio en el bosque una cierva blanca y la cazó. Como pesaba mucho para llevarla al castillo, le cortó una pata delantera para ilustrar su hazaña. Pero, cuando llegó con su trofeo al castillo, este se convirtió en la mano de una doncella, con un anillo conocido… ¡Era la mano de Aldara! Corrieron junto a la cierva y allí estaba la hermana de Egas, muerta y sin mano. Se dice que todo sucedió debido a un encantamiento hecho por los mouros. Ahí, con tanta montaña, seguro que hay muchos…

Conjunto monumental de San Vicente do Pino (Monforte de Lemos). Título tan largo merece el grupo formado por la Torre del Homenaje, el Pazo Condal y el Monasterio benedictino, auténtico símbolo de la ciudad de Monforte de Lemos. La torre y la muralla, del siglo XIII, fueron reconstruidas después de la Gran Guerra Irmandiña. Están en un sitio estupendo para tener una buena panorámica de la ciudad y de todo el Val de Lemos. En el Pazo Condal, del siglo XVI y reconstruido posteriormente a causa de un incendio, vivieron los condes de Lemos. En cuanto al monasterio, aunque su origen es del siglo X, lo que se conserva es del XVI. La fachada y el claustro son neoclásicos. Gran parte del pazo y del monasterio funcionan en la actualidad como parador de turismo. La iglesia luce una portada renacentista y un interior gótico de transición. Aquí se celebran la Santa Montserrat y el San Blas con mucha devoción.

Castillo de San Paio de Narla (Friol). Está en A Castronela, en la parroquia de Xiá. Aunque es del siglo XIII, el edificio actual es de los siglos XVI y XVII, después de la consabida reconstrucción post-irmandiños. Destaca la torre del homenaje y un gran torreón. Hoy alberga el Museo Etnográfico y de la Historia. En la planta baja hay una colección de aperos de labranza, de tejer, y más. En el primer piso hay una cocina, un salón y más estancias restauradas. Desde el último piso, que tiene una gran chimenea renacentista, podemos acceder al almenado y dar una vuelta contemplando las vistas. La capilla, separada, es del siglo XVIII, y contiene una imagen de San Paio del siglo XIX.

Un comentario en «Los mejores castillos para visitar en Lugo: Pambre, Tovar, Doiras, Monforte de Lemos, San Paio de Narla»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *