5 planes para conocer Rianxo

Este municipio de O Barbanza, en la provincia de A Coruña, se encuentra en una zona protegida de la ría de Arousa, al lado del estuario del Ulla. Es muy conocido por su pescado, su marisco, su canción (A Rianxeira), sus playas, su patrimonio arqueológico… También es conocido por ser cuna de Castelao, Rafael Dieste y Manuel Antonio. ¿Queremos saber más de Rianxo? Aquí tenemos cinco destinos imprescindibles:

Ruta de Castelao. Vayamos donde vayamos, no hay escapatoria, se nota que por aquí anduvo Castelao, y puede que aún esté en espíritu, añadiendo más puntos a su ruta… Hacer esta caminata parándose a gusto lleva su tiempo, pues tiene nada menos que 33 localizaciones relacionadas con Castelao, identificadas con placas de cerámica numeradas. Además, la web del roteiro (http://roteirocastelao.gal/) nos ofrece un mapa digital y textos explicativos. Algunas de las paradas más significativas son: la casa Consistorial; la plaza de Castelao; el museo Manuel Antonio; la casa de los Aguirre, donde vivió Castelao y ejerció brevemente como médico; la casa do Martelo; la casa de los Dieste; el cine; la aldea maldita de Abuín… El paseo termina en el atrio de la iglesia de Asados, en uno de los cruceiros que dibujó Castelao en su libro As cruces de Pedra de Galicia. Al artista le gustaba el tema, ¿tendrá algo que ver que solo Rianxo reúna más de 188 cruceiros?

Castelo da Lúa. Junto a desembocadura del río Te, al lado de la playa de A Torre, avanza en el mar una península rocosa que fue aprovechada antaño para levantar una fortaleza, como defensa frente a las incursiones normandas y demás. Hoy en día, desde la pasarela peatonal que va hasta la playa, tenemos una buena panorámica de los vestigios del castillo, los cimientos de lo que fue una importante construcción medieval, con su torre, sus murallas, su foso y su puente levadizo. Parece ser que el castillo no era de la lúa (luna), sino de Paio Gómez Chariño, primer señor de Rianxo en el siglo XIII, que además era poeta. La fortaleza, entre tiempos de esplendor y revueltas, fue derruida y reconstruida varias veces. En los siglos XV y XVI funcionó como prisión y, en el XVIII, como ollería de cerámica popular. Con el tiempo, cayó en el abandono, y fue aprovechada como cantera para las construcciones de la zona. Lo de llamarse Castelo da Lúa seguramente le venga del apellido Luna, aunque la leyenda nos da una explicación más romántica y triste. Por lo visto, la delatora luz de la luna frustró la huida de una pareja de enamorados en una embarcación del castillo.

Mirador Pico da Muralla. Está en lo alto del monte da Muralla o monte Picudo, entre los municipios de Lousame y Rianxo.El mirador es de los modernos, inaugurado en 2020, y cuenta con una amplia plataforma con balconada para disfrutar el espectáculo, y paneles que le ponen nombre a lo que vemos desde allí. En un día claro, se alcanza una vista de hasta 80 km al sur, sin exageración ninguna, llegando a verse la ría de Vigo y las islas Cíes. Y, ¿qué más vemos?: la ría de Muros y Noia, el monte Louro, Santiago (¿aquellos picos son las torres de la catedral?), la ría de Arousa, la isla de Cortegada, la de Arousa, Ons, O Grove, A Toxa y, por supuesto, la serra do Barbanza y Rianxo. Eso sí, hay que ir con algo de abrigo, que allí sopla el viento. Tanto sopla que es aprovechado por un parque eólico en el mismo monte.

Hórreo de Araño. En el lugar de Traba, en la parroquia de Araño, hay un conjunto arquitectónico formado por la iglesia de Santa Baia, la capilla de Nuestra Señora de los Milagros, un palomar, la casa rectoral y… ¡El hórreo más largo del mundo! 37,05 m de largo, 2,40 m de ancho, 2,70 m de alto y una capacidad de 170 m2. Parece ser que había mucho que almacenar… A diferencia de los siguientes hórreos más grandes (el de Carnota y el de Lira), este no tiene pies. La construcción es del siglo XVI, y consta de una cámara hecha de perpiaños horizontales alineados cubierta de teja y base de piedra corrida. Las escaleras de acceso están en la parte que da a la iglesia. Dentro de su sobriedad, destacan los tornarratos de cantería y las sobrepenas, rematadas en cruz con un pináculo a cada lado. El hórreo está muy presente en la parroquia, sin ir más lejos, del 8 al 10 de diciembre, se celebra una nueva edición del Ciclo Hórreo Vivo, con actividades y espectáculos para todas las edades.

Museo do Mar. En la plaza de Castelao, en la conocida como Casa do Coxo (casa del Cojo), encontramos este centro de interés etnográfico y antropológico, que nos acerca a la cultura de Rianxo, que sobre todo es la cultura del mar. Está organizado en tres plantas, la primera, dedicada a las embarcaciones tradicionales y a su construcción, con biblioteca temática sobre el mar; la planta baja es una sala expositiva sobre el mar y la pesca y, en el sótano, se nos muestra lo que es un taller de carpintería de ribera, con todas sus herramientas, muestras de maderas, y todos los artilugios que usaban los carpinteros para hacer los barcos. El museo abre de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 h.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *