Planes de verano con niños

¡Fuera móviles! ¡Fuera táblets! Aprovechemos el tiempo libre para disfrutar de la naturaleza, de la arqueología, de la historia, de los parques, de las granjas… Aquí dejamos alguna idea de excursiones inolvidables en familia:

Visitas teatralizadas 

Es un recurso muy utilizado para amenizar las visitas a castillos. Por ejemplo, en el castillo de Vimianzo, Os Quinquilláns hacen representaciones que tienen que ver con la historia de la fortaleza los domingos a las 12:30 h y a las 17:00 h, entre el 9 de julio y 10 de septiembre.Además, hay muestra de artesanía en vivo y talleres.

En el castillo de Soutomaior, en julio y agosto hay representaciones del grupo Troula Animación dirigidas al público familiar, en sesiones de 11:30 h y 19:00 h. En verano, la temática es “Origen Rías Baixas”, con personajes como la meiga, la moura, el bardo y el trasno, que interactúan con el público. En otoño e invierno cambian de tema (samaín, navidad).

El castillo de San Felipe, en Ferrol, puede ser visitado de manera libre, entre 10:00 h y 14:00 h y 16:00 h y 20:00 h, o con guía, con reserva previa. Además, los sábados 12 y 19 de agosto ofrece visitas teatralizadas que tienen mucho éxito.

Yacimientos

El yacimiento de Santa Trega, en A Guarda, es el ejemplo de cultura castreña más importante del noroeste peninsular. La visita combina el interés por nuestro pasado con las grandes vistas desde el monte sobre la desembocadura del Miño, Portugal, el Atlántico y O Val do Rosal. El recorrido se completa en el Museo Arqueológico de Santa Trega (MASAT). En julio y agosto hay visitas guiadas de martes a domingo en 4 turnos.

El yacimiento romano de Lobios nos escubre una de las mansio, especie de área de servicio de lujo de la Vía Nova, la “autopista” romana que comunicaba Bracara Augusta (Braga) y Asturica Augusta (Astorga): Aquis Ogeresibus, a la que añadieron el subtítulo de “Augas sagradas dos deuses e deusas do Xurés-Gerês”. Y todo esto, en medio del Parque natural Baixa Limia-Serra do Xurés.

La visita al Parque arqueológico de arte rupestre Campo Lameiro es un juego contínuo, en el que encontrar petroglifos por el monte e intentar darles significado. En el centro de interpretación nos cuentan todo en detalle. Ofrece actividades variadas para centros educativos y familias durante todo el año.

En la Palloza-museo Casa do Sesto, en el municipio de Cervantes, tenemos ocasión de apreciar cómo se vivía en la alta montaña desde el siglo XVIII hasta el XX, prácticamente. Una casita y un paisaje de cuento.

Museos 

¿Subir a un Boeing 747, e incluso tomar los mandos? Eso solo se puede hacer en el MUNCYT de A Coruña, un estimulante museo lleno de experimentos, aparatos antiguos y modernos y un variado repertorio de actividades.

Muferga (el museo del Ferrocarril) está en Monforte, cuna de las locomotoras gallegas. Aquí podemos dar un repaso por la historia de los trenes en una exposición de locomotoras antiguas. Además, hay un circuito exterior con un tren infantil muy divertido.

También en la Ribeira Sacra está la Casa-museo Fábrica de Chocolate, en Teimude, con todas las maquinarias empleadas en el proceso tradicional de hacer chocolate. ¡Solo faltan los umpa lumpas!

Acuarios

El acuario de A Coruña está en el Aquarium Finisterrae, uno de los museos científicos coruñeses. Aquí hay más de 300 especies de animales acuáticos. Seguro que lo pasamos genial en la Sala Nautilus, ambientada como el gabinete del capitán Nemo y, entre otros peces, rodeada de… ¡tiburones!

En el Museo del Mar de Vigo hay un acuario con ejemplares que ilustran perfectamente el ecosistema marino de la zona, con especies propias de la costa, de la ría, de las islas Cíes (sardinas, doradas, rayas…).

En A Punta Moreiras, está el Acuario do Grove, con 27 espacios dedicados a más de 200 especies submarinas. Contempla muchas actividades para el público infantil. Incluso exclusivas actividades inmersivas, ¡para sumergirse buceando entre los tiburones!

Macroparques

El Parque de Eirís, en A Coruña, tiene zonas infantiles muy modernas, como la de escalada, la del tobogán gigante, la tirolina, la zona de skate… También hay zonas para un paseo tranquilo a la orilla del estanque.

En el Ecoparque Allariz, el Ecoespazo O Rexo, conviven naturaleza, arte (con las intervenciones de Ibarrola, el pintor de los árboles), minieléctrica, ovejas y quesería. Para respirar e inspirarse.

El Parque de los sentidos, en Marín, dispone de una extensión de casi 24.000 m2, en los que disfrutar, entre campo y árboles, de columpios, sinuosos toboganes, esculturas, troncos tallados, hórreos, instrumentos musicales para tocar un poco…

En la isla de A Toxa, en medio del monte, parece ser que unos seres seres termales habitan en unas casitas en ciertas épocas del año. Se trata de los grobbits de la Comarca de O Salnés. Aquí viven, en esta Aldea de los Grobbits, que recuerda mucho a Hobbiton, en la otra Comarca…

Nunca se acaba de descubrir Galicia. En San Clodio, en el municipio de Outeiro de Rei, hay toda una Aldea de las Hormigas, llena de detalles como hormigas con radar de tráfico, en autobús… Una aldea bien simpática.

Al Laberinto del Parque Recreativo Costa Mariña en Rinlo, Ribadeo, tenemos que ir con tiempo por delante. ¡Salir de allí es todo un reto!

Granjas

En la Casa grande de Xanceda  conoceremos de cerca la agricultura ecológica, daremos el biberón a los becerros o acercaremos el heno a las vacas, entre otras cosas.

En la Granja escuela de Belelle en Neda, A Coruña, hay muchas actividades para acercarse a la vida en el campo: talleres de aves, de mamíferos, de pan, de huerta, de equitación… Ojo, tenemos que reservar con tiempo, que está muy solicitada.

En Sobrado dos Monxes está la Casa do Queixo – Granxa Grixalba, con muchas actividades relacionadas con la vida de la granja: actividades de producción, gastronomía, historia, ocio…

En Fornelos de Montes, Pontevedra, El Kiriko tiene programas escolares, jornadas de ocio en familia, actividades acuáticas, multiaventura, granja… 

A Capilla Granja-escuela, en O Bolo, es un centro para acercarnos al mundo rural, entre gallinas, burros, ovejas… Con reserva previa, sirven comidas y cenas.

Si queremos saber más sobre el mundo de las abejas, la visita a Apípolis colmará nuestras expectativas. Se hacen visitas al apiario (con traje especial espacial), a la exposición…

Actividades al aire libre

Un baño en alguna de las pozas que hay repartidas por nuestros ríos siempre triunfa. ¿Algún ejemplo?:  las pozas de Melón, en Ourense; la Poza de A Moura, en Moaña; las Pozas del río Pedras en A Pobra do Caramiñal; o las pozas de O Xurés (Vilameá, Pozo da Seima, Pozo das Olas, Corga da Fecha)…

Hacer una ruta es un clásico. Algunas parecen hechas especialmente para la infancia: la senda mitológica del monte Viso, en Santiago; la ruta por las pasarelas del río Mao, en la Ribeira Sacra; la Aldea labriega de Meis, al lado de la ruta de la Piedra y del Agua; el mirador de O Vicedo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *