Las mejores fiestas gastronómicas de Galicia en agosto

En Galicia, el verano se llena de fiestas; las bandas, las orquestas, los grupos folclóricos y las atracciones no dan abasto. Siempre hay comida por medio, claro, pero hay fiestas en las que la estrella es el producto típico de la zona o un plato en sí.

A veces duran varios días, lo que es una ventaja, pues muchas coinciden en las mismas fechas y es una manera de que no se solapen fiestas y podamos acudir a todas. Algunas han tratado de recuperar antiguas costumbres y otras empezaron casi como una reunión de vecinos, pero hoy congregan a cientos de personas. Normalmente bajo una carpa provisional, ya en las carballedas en el interior, ya en los puertos en la costa, podemos degustar productos gallegos de calidad a precios populares, y hacer la digestión cantando y bailando. Veamos las fiestas gastronómicas más conocidas de agosto, todas ellas con el sello de interés turístico, por supuesto.

Este año llega a su 36ª edición la Feria del bonito de Burela (5 a 7 de agosto). Esta celebración, más allá de la comida, es una reivindicación de la pesca sostenible y del consumo de producto de calidad. Se hacen las recetas tradicionales: bonito cocido, en empanada, a la parrilla e incluso en marmitako. Con los años, la feria ha ido creciendo y, además de durar tres días, coincide con más actos que animan la ciudad, como la feria Prodart, de productos artesanales y ecológicos, y Amarte, certamen de pintura mural.

La Fiesta del mejillón y el berberecho de Vilanova de Arousa (4 a 7 de agosto) lleva en pie desde 1994. Se celebra en el jardín Umbrío. En la zona de degustación se pueden catar diversas recetas con mejillones y berberechos (al vapor, en salsa, en empanada…). No hay que olvidar que estos moluscos son el motor económico de la zona, materia prima de las conserveras. Por cierto, en Carril, en el municipio de Vilagarcía de Arousa, también hay una famosa fiesta que homenajea a otro bivalvo: la almeja. Este año no se celebra, pero lo normal es que se marque en el calendario en la segunda quincena de agosto.

En el puerto pesquero de Cedeira tiene lugar la Fiesta del percebe de Cedeira (6 y 7 de agosto). Una oportunidad de disfrutar de estos pequeños manjares sin quedar con el bolsillo vacío. Además de percebe, podemos tomar pulpo y empanada.

Por seguir con la fauna del mar, vamos a otra fiesta famosa que, ojo, desde este año tiene la categoría de fiesta de interés internacional, nada menos. Es la Fiesta del pulpo de O Carballiño (13 y 14 de agosto). Se celebra el segundo domingo de agosto, en el parque municipal. Este año lleva la 60ª edición. ¿Es posible? ¿Una fiesta del pulpo a unos 100 km de la costa? Pues sí, la tradición viene de los tributos medievales, en forma de pulpo, que los aparceros de Marín entregaban al monasterio de Oseira. Tal era la cantidad de cefalópodos que recibían, que los excedentes llegaban a todo O Carballiño, que se convirtió en un lugar de referencia para tomar el mejor pulpo. Este año, la fiesta va dedicada al xacobeo. El reto es preparar unos… ¡50.000 kg de pulpo!, para más de… ¡100.000 comensales! Además, se hace la ración de pulpo á feira más grande del mundo, en un plato de madera gigante que da impresión verlo. La papancia del pulpo se redondea con churrasco, bailes, gaitas y todo lo que suena a fiesta.

Volviendo a la tierra, si queremos degustar pimientos, en agosto tenemos por lo menos tres citas: en Herbón, en Arnoia y en Oímbra. El primer sábado de agosto se celebra la Fiesta del pimiento de Herbón (6 de agosto) desde 1978. La cita es en la carballeda del convento de San Antonio, donde se dice que hace siglos que un monje franciscano plantó el primer pimiento de la estirpe. Hay misa, procesión de tractores engalanados, nombramiento de Damas y Caballeros de la Orden del Pimiento de Herbón y concesión del Pimiento de Plata, el Premio Joven Pimentero y el Sabio Pimentero. Y, por supuesto, noche de verbena.

La Fiesta del pimiento de Arnoia (5 a 7 de agosto) celebra este año la 43ª edición, en la Carballeira da Queixeira. Más de 4.000 kg de pimientos para todos los gustos: fritos, rellenos, en tortilla… y acompañados con vino de O Ribeiro, claro.

Casi llegando a Portugal podemos ir a la Fiesta del pimiento de Oímbra (7 de agosto). Este año celebran la 25ª edición. Se hace en A Carballeira donde, además del pimiento blanco de Oímbra, en diversas preparaciones, se puede tomar pulpo, empanada… También se convoca un concurso de cocina con platos que llevan pimiento como ingrediente principal. De resultas del concurso se publica posteriormente un recetario.

Después de tanta juerga, en la Fiesta de las Sopas del burro cansado de Muíños (6 y 7 de agosto), podemos recuperar fuerzas con un alimento bien energético que se tomaba antiguamente para afrontar las tareas del campo, una mezcla de vino, azúcar y pan muy vistosa.

Más adelantado el mes, podemos acercarnos a la Fiesta de la empanada de Bandeira (20 de agosto), que se celebra desde 1974. Lo mejor de la fiesta es el concurso gastronómico, con categorías profesionales y aficionadas.

Otra que va de concursos es la Romería de la tortilla de Laro (6 y 7 de agosto) Se celebra en la Carballeira do Castro, donde podemos tomar tortillas cocinadas con mucha imaginación, con todo tipo de rellenos.

Y aquí solo falta un buen jamón. La Fiesta del jamón de A Cañiza (13 a 15 de agosto) se celebra en A Carballeira do Cacharado, en el centro urbano. Esta es la edición número 56, que incluye el VII Concurso Nacional de Cortadores de Jamón. Dicen que aquí los jamones salen especiales por el microclima y la altitud, ideales para la curación. ¡Pues habrá que comprobarlo! Se puede degustar jamón curado, asado, en tortilla, empanada… ¡Buen provecho a todo el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *