Recorrido por los caminos de peregrinación a Compostela

Un cuarto de siglo se cumple ahora de la aprobación de un documento clave para la recuperación, la puesta en valor y la promoción de las rutas de peregrinación a Compostela. El 10 de mayo de 1996 era aprobada la Ley de Protección de los Caminos de Santiago, un texto de ámbito autonómico que, según explicaba en su preámbulo, tenía entre sus principales objetivos dotar a Galicia de una herramienta integradora que superase las limitaciones de la legislación dispersa previa y que abordarse tanto los aspectos culturales, monumentales y urbanísticos del Camino, como la pluralidad de rutas existentes y la necesidad de mantener su integridad.

 

Veinticinco años después, las distintas rutas de peregrinación afrontan el nuevo Año Santo con la excepcionalidad de su duración extra (el jubileo ha sido extendido también el año 2022) y el reto añadido de sobreponerse a las consecuencias de la covid y retomar la exitosa senda previa a la pandemia. Para que tú también puedas comenzar a planificar tu participación en este acontecimiento extraordinario te invitamos a descubrir los distintos recorridos del Camino de Santiago reconocidos de forma oficial por la Xunta de Galicia. 

 

Camino Francés

Es la principal ruta de peregrinación a Santiago y sus trazados se extienden por buena parte de Francia antes de converger a su entrada en la Península Ibérica. El Camino Francés es la máxima representación de esas sentencias ya universales que se refieren a la ruta como la “calle mayor de Europa” o que explican que “Europa se hizo peregrinando a Compostela” y fue el primer trazado en ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, puesto que en él se centraba aquel reconocimiento logrado en 1993. Este Camino que entra en la Península por Somport y Roncesvalles para fusionarse en una única ruta poco antes de Puente La Reina sigue siendo a día de hoy el trazado elegido por la mayoría de los peregrinos que se encaminan a Santiago

 

. Este itinerario sigue siendo a día de hoy el trazado elegido por la mayoría de los peregrinos que se encaminan a Santiago y en su tramo final recibe a aquellos que llegan también por el Camino del Norte y el Camino Primitivo. El municipio de Pedrafita do Cebreiro es la puerta de entrada en Galicia de esta ruta que atraviesa localidades emblemáticas como Samos, Portomarín, Palas de Rei, Melide y Arzúa.

 

Camino Primitivo

Su propio nombre nos remite a los orígenes de esta ruta y nos revela su antigüedad. El Camino Primitivo sigue en buena medida el itinerario por el que el rey Alfonso II, el casto se dirigió desde Oviedo hasta Galicia para visitar el lugar donde en la actualidad se alza la ciudad de Santiago de Compostela al haber recibido noticia por parte del obispo Teodomiro de la aparición de los restos del Apóstol. Aquel viaje, realizado a comienzos del siglo IX fue, por lo tanto, la primera peregrinación a la tumba de Santiago y sembró la semilla del fenómeno que se desarrollaría durante los siglos siguientes. Esta ruta entra en Galicia por A Fonsagrada y pasa por los municipios de Baleira, Castroverde, Lugo, Guntín, Friol y Palas de Rei antes de unirse con el Camino Francés en Melide.

 

Camino del Norte

Al igual que ocurre con el Camino Primitivo, el Camino del Norte tiende también lazos entre Oviedo y Santiago de Compostela y su popularidad se remonta, asimismo, a los primeros momentos del fenómeno jacobeo. Además, ambos fueron reconocidos como Patrimonio de la Humanidad en la ampliación que la Unesco realizó en el año 2015 del reconocimiento otorgado en 1993. Ribadeo, en la Mariña Lucense, y Trabada, son los municipios por los se internan en Galicia las dos variantes del Camino del Norte antes de converger en Mondoñedo y atravesar también otras localidades llenas de historia y arte como Vilalba y Sobrado. En Arzúa se encuentra con el Camino Francés y el Camino Primitivo.

 

Camino Inglés

Los peregrinos que llegaban en barco desde Inglaterra dan nombre a esta ruta, aunque realmente el itinerario ha acogido a lo largo de los siglos a gentes llegadas a Galicia desde otros muchos puntos de Europa por vía marítima. A Coruña y Ferrol, ciudades con una larga tradición portuaria, son a día de hoy los puntos de partida oficiales de los dos trazados con los que arranca el Camino Inglés antes de fundirse en uno solo en Bruma (municipio de Mesía). Betanzos y Pontedeume, en el trazado ferrolano, y Culleredo y Cambre, en el coruñés, son algunos de los municipios que visitará el peregrino en su ruta hacia Santiago atravesando puentes y visitando iglesias de gran valor histórico y monumental.

 

Camino de Invierno

El acceso natural desde la Meseta a Galicia sirve también de puerta de entrada de una ruta que en el caso de la peregrinación a Santiago se fue perfilando como paso alternativo para evitar las nieves de los puntos más elevados del Camino Francés. Tiene la singularidad de ser la única ruta del Camino que pisa las cuatro provincias gallegas y que permite incluso contemplarlas a la vez, tal como ocurre desde lo alto del Monte do Faro. Antes que los peregrinos, los romanos ya recorrieron unas tierras donde su huella sigue presente. Rubiá es el primer municipio gallego de este itinerario que tras atravesar las tierras de Valdeorras se interna en la Ribeira Sacra, cruza la comarca del Deza (donde se une a la Vía de la Plata) y atraviesa las tierras del Ulla antes de llegar a Compostela.

 

Vía de la Plata

La más extensa de las rutas de peregrinación dentro de Galicia entronca con la antigua calzada romana que unía las actuales ciudades de Mérida y Astorga y debe su nombre a un equívoco. Una palabra árabe empleada para referirse a las vías empedradas y no el comercio de este metal precioso sería el origen de la denominación de este trazado cuya huella es especialmente visible en tierras de Ourense. La Vía de la Plata con sus distintas variantes (Verín y Laza) atraviesa casi una treintena de municipios de esa provincia antes de entrar en tierras de la vecina Pontevedra, recoger a los peregrinos del Camino Primitivo en Lalín y entrar en la provincia de A Coruña, cerca ya de la meta final. Las tierras del entroido máxico, Allariz, Monterrei y la ciudad de Ourense son algunos de los atractivos de este recorrido.

 

Camino Portugués

El legado romano está muy presente también en la principal ruta de peregrinación hacia Santiago procedente de tierras portuguesas. El puente internacional de Tui sirve desde hace casi un siglo y medio de entrada en Galicia a los peregrinos que antiguamente debían emplear embarcaciones para salvar las aguas del río Miño. La considerada como ciudad más antigua de esta comunidad les da la bienvenida poniendo a su alcance una rica historia y un ingente patrimonio y los encamina hacia el norte por otros municipios como O Porriño, Redondela (donde se incorporan los peregrinos de la variante de la Costa), Pontevedra y Caldas de Reis. Antes de llegar a Santiago también deberán atravesar Padrón, localidad clave en el fenómeno jacobeo por ser el lugar de llegada de la embarcación que trasladó los restos del Apóstol desde Tierra Santa.

 

Camino Portugués de la Costa

El puerto de A Guarda sirve de entrada a esta ruta que, como su nombre indica, sigue la línea del litoral. Su trazado acerca a los peregrinos que lo recorren hasta monumentos centenarios y paisajes deslumbrantes atravesando los municipios de Oia, Baiona y Nigrán antes de llegar a la ciudad de Vigo. La ría guía los pasos de los caminantes hacia el este para encontrarse en Redondela con la ruta portuguesa que asciende casi en línea recta desde Tui y proseguir así juntos en dirección a Compostela.

 

Ruta del Mar de Arousa y el Río Ulla

Las aguas de la ría de Arousa y el río Ulla vieron llegar hace dos milenios la embarcación que trajo a Galicia los restos del Apóstol Santiago y en la actualidad vuelven a sellar su relación con el fenómeno jacobeo a través de una ruta de peregrinación marítima y fluvial. Una veintena de municipios forman parte de un recorrido que ha sido señalizado desde sus orillas con 17 cruceiros formando el único Vía Crucis marítimo del mundo. Las cuarenta millas que separan la entrada de la ría de Arousa de Padrón dan paso a continuación a otros 25 kilómetros a pie para quienes optan por esta ruta en su afán de peregrinar hasta la tumba de Santiago.

 

Camino de Fisterra y Muxía

El listado de rutas oficiales del Camino se completa con otro recorrido singular. A diferencia de los anteriores, esta trazado no concluye en Compostela, sino que parte precisamente de la ciudad del Apóstol para permitir a los peregrinos visitar la Costa da Morte y conocer dos lugares repletos también de simbolismo. Fisterra fue ya considerado en tiempos de los romanos como el fin de la tierra y su Cabo fue por ello un destino de peregrinación anterior incluso en el tiempo a la propia Compostela. Muxía y su famoso santuario da Barca están íntimamente ligados a Santiago puesto que según la leyenda la Virgen se le apareció allí en vida del Apóstol en una embarcación de piedra para infundirle ánimos cuando este se encontraba evangelizando la Península. Ames, Negreira, Mazaricos y Santa Comba son los municipios que los peregrinos recorren antes de llegar a Dumbría, donde deben decidir si se dirigen hacia el cabo fisterrán o hacia el santuario muxián.

 

Y si quieres acceder a más información pormenorizada de cada ruta, sus etapas, atractivos y particularidades no dudes en visitar la web www.caminodesantiago.gal

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.