Contemplar la belleza del cielo en Galicia: Destinos Starlight

Ir en busca de cielos estrellados es una misión imposible a veces. Que si luna llena, cuando no superluna, que si nubes, que si farolas… En las aldeas sentimos el cielo más cerca, y ya no digamos en lo alto de un monte, por ejemplo.

Desde luego, hay sitios en los que contemplar el cielo nocturno es una experiencia inmersiva y poética. Esos lugares apartados, protegidos de la contaminación luminosa, se convierten en destinos ideales para el astroturismo.

La Fundación Starlight, creada en 2009, con base en Tenerife, e impulsada por el Instituto de Astrofísica de Canarias y la consultora Corporaciones, tiene como principal objetivo la protección del cielo nocturno y la difusión de la astronomía. Para ello, estimula el turismo de las estrellas, sostenible y de calidad, a través de un sistema de certificaciones que acreditan los Destinos Turísticos Starlight. Los ayuntamientos que solicitan ser Destino Starlight tienen que cumplir una serie de requisitos ambientales, de servicios, de estrategias de alumbrado inteligente, etc. Por su parte, la fundación desarrolla cursos especiales para la formación de los guías y monitores astronómicos y promociona estelarios con actividades relacionadas con la astronomía.

La Fundación Starlight también concede certificaciones a alojamientos. Así, hay hoteles, casas rurales y hasta cámpings Starlight, por ejemplo, en Cuntis, Trevinca, Valdín, Cíes, Sanxenxo…

Hoy en día, Galicia cuenta con tres Destinos Starlight: Trevinca, desde 2015; el Parque nacional marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas, desde 2016; y Muras, desde 2020.

Trevinca. El centro Astronómico de Trevinca está en el municipio de A Veiga, en las tierras de Trevinca, al sureste de la provincia de Ourense. En esta zona llena de montañas está el punto más alto de Galicia, Pena Trevinca, de 2.200 m de altitud. El Destino Turístico Starlight se encuentra en el triángulo formado entre A Tablilla das Lagoas, Pico Maluro y O Rañadoiro, dentro del Espacio natural protegido de Pena Trevinca (zona ZEC y ZEPA). Además de la altitud y la ausencia de contaminación lumínica, la climatología de la zona, especialmente despejada, es perfecta para conocer el cielo.

Ya de siempre, los aficionados a la astronomía se reunían en esta zona para ver las estrellas. Después, con el impulso del astroturismo, se inauguró el Observatorio Astronómico Trevinca, en 2021, que tiene dos cúpulas, ocho telescopios y un planetario, todo un lujo. Aquí se hace una gran labor de difusión de esta ciencia a través de la observación misma y de la organización de actividades: visitas guiadas, jornadas, conciertos, talleres… Además, cuentan con dos magníficos miradores de estrellas: As Tablillas, a 1.500 m de altitud, y O Rañadoiro, a 1.000 m, perfectos para contemplar la Vía Láctea.

Parque nacional marítimo-terrestre das Illas Atlánticas de Galicia. Cualquiera de estas islas (archipiélagos de Cortegada, Sálvora, Cíes y Ons) es un magnífico lugar para ver el cielo sin interferencias, en medio del mar, solo iluminado por los astros.

La Federación Galega de Astronomía e Radioastronomía (Fegar) se encarga de organizar diferentes actividades gratuitas alrededor de los cielos. Incluyen observaciones diurnas y nocturnas, pernoctaciones, prácticas fotográficas… Por otra parte, cada vez hay más empresas privadas que organizan travesías nocturnas para ver las estrellas.

Los mejores puntos de observación son los siguientes: O Lago dos Nenos y A Pedra da Campá en Cíes; Caniveliñas, en Ons; Punta Fradiña, en Cortegada y Aldea, en Sálvora.

Muras. Este pequeño municipio del norte de Lugo, entre ríos y montes, en A Serra do Xistral, es uno de los mejores puntos de observación de los cielos. En concreto, en dos zonas: por un lado, en los miradores de A Cruz da Fraga Gorda, As Campelas da Auga y O Piocorto; por otro, en la zona de Cruz de Bestermud, Mirador de Manzoi, Mirador da Gañidoira, Alto de Amosa, Área de autocaravanas, Cruz de Campo y Carballeira do Viveiró.

En Muras ya sabían que contaban con un lugar único para ver las estrellas así que, en su momento, además de solicitar la certificación Starlight, empezaron a hacer actividades nocturnas con el celo como protagonista, impulsadas por la Sociedade Galega de Historia Natural, como acampadas nocturnas, talleres de astrofotografía, etc.

Solo nos queda esperar a que caiga la noche, que no haya muchas nubes, que la luna no esté al máximo, y dejarnos guiar por el camino de las estrellas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.