Cinco platos típicos de la provincia de Ourense

Si te acercas hasta la provincia de Ourense no será de extrañar que te maravilles con las delicias que inundan su recetario. Junto con algunos de los caldos más conocidos de nuestra geografía, los vinos Denominación de Origen Ribeiro, Valdeorras, Ribeira Sacra o Monterrei, la comida tiene mejor sabor si cabe. Aquí os contamos algunos de los platos típicos que nos propone la gastronomía ourensana.

Pimientos de Arnoia


Junto a los de Padrón, los Pimientos de A Arnoia también son los protagonistas de gran cantidad de recetas. Son de color verde claro, grandes y si no te gustan las sorpresas puedes comerlos sin sobresaltos, porque esta variedad no cuenta con ejemplares picantes.

Aunque lo más habitual es consumirlos fritos con un toque de sal , hay quien los prepara rellenos, los incluye en la tortilla o incluso se anima a probar el helado de pimientos.

Marróns Glacés


En cuanto a la repostería, es difícil no tener en cuenta que Ourense es un importante productor del conocido Marróns Glacés. Una preparación dulce a base de castaña que triunfa entre los más golosos.

Y es que se trata de un producto que abunda en la provincia y al que se le dedican las fiestas más populares de la ciudad, los Magostos. Después de probarlas asadas o cocidas, morder el glaseado exterior y saborear el interior es una experiencia que seguro querrás repetir.

Pan de Cea

Más que un plato típico en sí, el Pan de Cea podría ser el acompañante perfecto para cualquier comida del día. Tanto si lo usas para las tostadas del desayuno, para rebañar el plato después de comer o para montarte un buen bocadillo, lo que está claro es que hablamos de un pan de calidad excepcional.

Es un producto elaborado por auténticos artesanos que mantienen las formas de cocinado y amasado de antaño. Hablamos de un tipo de pan que se elabora con harina de trigo, agua, sal y al que se le añade masa madre que proviene de una elaboración anterior. En cuanto al amasado, se realiza en diferentes etapas para, por último, cocerlo en hornos circulares de granito, muy característicos de la zona. No nos extraña que cuente con el distintivo Indicación Geográfica Protegida porque es una delicia.

Almendrados de Allariz


Uno de los postres más famosos de la repostería ourensana son los almendrados de Allariz. Una conocida receta cuya preparación está vinculada con las monjas clarisas del convento que corona la villa.

Su sabor y textura es el resultado de la mezcla de tan sólo tres ingredientes: almendra molida, azúcar y claras de huevo. Si te encuentras en la localidad, no puedes regresar a casa sin esta maravilla. Sírvelos junto con el café o el té y triunfarás con tus visitas.

Bica de Castro Caldelas y A Pobra de Trives

Un clásico de la repostería ourensana son también las afamadas Bicas de Castro Caldelas y A Pobra de Trives. Una delicia a base de manteca de vaca cocida, azúcar, huevos, masa de pan y harina de trigo que hace que pierdas el sentido.

Lo que la hace especial es, sobre todo, la calidad de los productos y un proceso de preparación que supera los 60 minutos. Con tanto mimo, es normal que sea un postre irresistible para los vecinos de estas localidades.

¡Qué manera de abrir el apetito! Anímate a conocer Ourense a través de su cocina y descubre la gran variedad de productos e ingredientes que ofrece esta provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *