Rafting en Galicia. Los mejores lugares para practicarlo.

Galicia, el país de los mil ríos, -tal y como la bautizó Álvaro Cunqueiro- es el lugar ideal para apostar por el turismo activo, una forma de conocer nuestra comunidad que enamora a los más aventureros. Además de refrescarnos en sus aguas, recorrer los senderos que los bordean o pescar, nuestros ríos ofrecen diversas opciones de ocio que seguro que te atrapan.

El rafting es una de ellas. Se trata de descender los ríos a bordo de balsas neumáticas que se dejan llevar por las corrientes de los rápidos. Aunque parezca mentira, es una actividad apta para todo tipo de público y que, sin lugar a dudas, es el remedio perfecto para liberar tensiones y olvidarnos de las preocupaciones del día a día.

Si finalmente eliges nuestra comunidad para iniciarte -o no- en esta actividad, te recomendamos algunos de los ríos más comunes para hacer rafting en Galicia. Eso sí, ten en cuenta que los períodos de navegación perfectos se encuentran -generalmente- entre el otoño y la primavera y que nunca debe faltar un monitor experimentado a bordo de tu balsa.

Río Deza

En concreto un pequeño tramo de 8 kilómetros que descienden entre las localidades de Bascuas y Cira, en la provincia de Pontevedra. Un descenso de casi hora y media que requiere de todos nuestros esfuerzos para superar el estrecho y pedregoso cauce de este río.
Precisamente por este motivo, es conveniente resaltar que se trata de un recorrido no apto para principiantes. Si no es la primera vez que te animas con el rafting, quizás sea el reto que estabas esperando. Después de maniobrar sin descanso y con la adrenalina al 100%, seguro que pensarás en repetirlo.

Río Sil

El siguiente punto de encuentro lo planteamos en el río Sil. Si eres nuevo en este tipo de actividad, algunos tramos como el que conecta Sobradelo y O Barco de Valdeorras (ambos en la provincia de Ourense), son perfectos para iniciarse en el rafting.

Se trata de un tramo de no más de 10 kilómetros que se descienden sin mucha dificultad. ¿Te animas?

Río Tambre

¿Conoces el Salto de la Cabra? Es un conocido rápido del río Tambre que transcurre entre Ponte Alvar y Portomouro, en la provincia de A Coruña. Una navegación de unos 8 kilómetros en aguas con un nivel de dificultad bajo que permiten disfrutar de la actividad en familia. El único requisito es que el caudal sea alto, por lo que la mejor época para descenderlo es en los meses de lluvia abundante.

Río Ulla

En el río Ulla, el tramo recomendable es el que pasa de Xirimbao a Herbón, en la provincia de A Coruña. En él, no solo podremos apreciar la belleza de la ribera gallega sino también los montes que se elevan a su alrededor o antiguas presas de molinos.

Entre cinco y ocho kilómetros de recorrido que nos acercan prácticamente hasta la desembocadura del río en la Ría de Arousa.

Río Miño

Por último el río Miño, uno de los ríos más emblemáticos de nuestra comunidad. Con kilómetros y kilómetros de caudal, los recorridos más interesantes para disfrutar del rafting los encontramos entre la presa de Frieira y Arbo, en la provincia de Pontevedra.

Una sucesión de zonas tranquilas y otras con mayor oleaje, nos trasladarán a una montaña rusa natural de lo más divertida.

Con todo, lo más sencillo será contar con la ayuda y el asesoramiento de un equipo experto. Si estás interesado en probar, no será complicado encontrar diferentes empresas que ofrecen la posibilidad de practicar esta actividad.

Quizás impone un poco, pero seguro que es una experiencia difícil de olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *