Magia y leyendas de Galicia

Si hay un lugar en España cargado de leyendas y de magia, ese es, sin duda, Galicia. Por algo es conocida como tierra de “meigas” y de “trasnos”

Es por ello que hoy nos adentraremos en esas historias que, reales o no (¿quién sabe?), trascienden a lo largo de los años, pasando de generación en generación.

¿Alguna vez habías oído hablar de la Santa Compaña? Es, quizá, la más conocida de las leyendas y la que más terrores ha despertado entre niños y adultos a lo largo del tiempo. Se trataría de una procesión de almas en pena encabezadas por una persona viva (la primera con la que se hayan cruzado esa noche) y cuyo propósito es visitar, después de la medianoche, a aquellas personas a las que quieren poner en aviso de una muerte futura.

Estas es, quizá, la leyenda más temible, pero las hay de todos los tipos…

Dicen que en la zona de O Morrazo, en el Monte Paralaia, hay una cueva repleta de tesoros y de pasadizos secretos que desembocan en el mar, y que sólo en la noche de San Juan se puede acceder a ella para intentar rescatar el oro allí escondido, puesto que sólo en la medianoche del 24 de junio saldrán las “mouras” que allí viven para lavar y peinar sus cabellos, dejando el acceso libre.

Es precisamente la noche de San Juan otra de las que tiene más magia alrededor. Por ello, son numerosos los rituales que se repiten cada año en todos los puntos de Galicia con el fin de llamar a la buena suerte o terminar con los hechizos de las “meigas”. Uno de los más conocidos es el de saltar nueve veces por encima de una hoguera; sólo así atraeremos a la buena suerte y haremos que se cumplan nuestros deseos, además de alejar los “males de ollo”, puesto que el fuego nos dará protección. Otra tradición es recoger plantas aromáticas de diferentes clases, dejarlas en agua bajo la luna toda la noche y, por la mañana, lavarse con esa agua.

Pero sigamos con las leyendas…

En Monforte de Lemos, en el Monasterio de San Vicente del Pino, es famosa la leyenda de la corona de fuego. Habla esta leyenda de la existencia de un pasadizo subterráneo entre el palacio en el que residían los Condes de Lemos y la iglesia de San Vicente. Cuentan que, durante las ausencias del Conde, el abad del Monasterio aprovechaba ese pasadizo para ir a sus encuentros con la hija del conde, con la que mantenía un romance secreto. Un día, el Conde se entera y decide invitar al abad a su palacio para una comida y, en el transcurso de esta, por sorpresa, uno de sus sirvientes coloca una corona de hierro al rojo vivo sobre su cabeza, provocándole la muerte al instante.

¿Y sabes cómo nacieron las rías en estas tierras? La leyenda dice que Dios, en el séptimo día de su creación, se sentó a descansar en la cumbre del monte de Santa Trega, en A Guarda. Cuando estaba allí sentado, se escurrió en su asiento, pues todo estaba lleno de lodo debido a las intensas lluvias, y para intentar mantener el equilibrio, apoyó su mano derecha sobre el lodo. Fue así como, al retirar su mano, dejó cinco grandes hendiduras que rápidamente fueron ocupadas por el mar, dando lugar a las rías de Vigo, de Pontevedra, de Arousa, de Muros y Noia y la de Corcubión..

Estas son sólo algunas, pero lo cierto es que Galicia está repleta de historias y leyendas.

¿Cuáles conoces tú?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *