Galicia te invita a mirar a los cielos para disfrutar del astroturismo

Galicia es conocida por sus playas, su gastronomía, sus parajes naturales y también su riqueza arquitectónica y etnográfica. Sin embargo hay otros muchos atractivos que, aunque pasen más desapercibidos, también te están aguardando en esta tierra. Uno de ellos es el denominado astroturismo, el turismo orientado a los aficionados a la astronomía. En esta guía te proponemos algunos de los lugares y actividades que no te puedes perder si eres un verdadero fan de los cielos estrellados.

 

Parque Nacional das Illas Atlánticas

La Fundación Starlight, entidad impulsada desde el Instituto de Astrofísica de Canarias, concede anualmente certificaciones a aquellos lugares que cumplen una serie de requisitos que acreditan una excelente calidad de cielo. Galicia cuenta con dos sitios certificados, y uno de ellos es el archipiélago de Illas Cíes, en el Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia. Situado en las Rías Baixas y compuesto por cuatro archipiélagos, ofrece unas vistas espectaculares del cielo estrellado. En las Illas no hay contaminación lumínica, lo que las convierte en uno de los mejores lugares de Galicia para la contemplación estelar. Además, en las islas hay instalados planisferios celestes para facilitar la interpretación del cielo. Desde allí podremos observar la Luna, las estrellas, satélites artificiales, meteoros, estrellas fugaces…

 

Pena Trevinca

El punto más elevado de Galicia, en Pena Trevinca (A Veiga) es el otro destino Starlight de la comunidad. Y no es solo cuestión de altitud, puesto que las condiciones lumínicas y la ausencia de edificios le confieren al lugar las condiciones idílicas para la observación del cielo nocturno. Las mejores vistas son las de los miradores estelares de O Rañadoiro y Tablilla das Lagoas. Ambos cuentan con paneles informativos y planisferios con manuales de uso. Si lo que prefieres es ir acompañado en una visita guiada puedes consultar el Facebook del Destino Turístico Starlight Trevinca, ya que organizan actividades mensuales.

 

Casa de las Ciencias

En el parque coruñés de Santa Margarida está situada la Casa de las Ciencias. Aunque el resto del museo está cerrado, el planetario, ubicado en la cúpula superior, acaba de reabrir sus puertas tras la pandemia. Reservando previamente cita en su web, podrás disfrutar de una proyección esférica de excelente calidad que reproduce con gran realismo el cielo nocturno, el Sistema Solar o la Vía Láctea. Actualmente hay cuatro sesiones sesiones diarias con contenidos diferentes a las 11:00, 13:00, 17:00 y 19:00 horas por un precio de dos euros.

 

Observatorio de Forcarei

Cerca del lugar de As Casetas, en el municipio pontevedrés de Forcarei, se encuentra uno de los principales observatorios de Galicia, el Observatorio Astronómico de Forcarei. Está ubicado en lo alto de una colina con muy poca contaminación lumínica, al no haber núcleos de población cercanos. Además, el sistema montañoso lo protege de las luces de otros ayuntamientos próximos. De este modo se obtiene una situación propicia para la observación del cielo estrellado en 360º, tanto a cielo abierto como a través de telescopio. Para concertar una visita solo es necesario ponerse en contacto con el observatorio a través de su web y facilitar los datos requeridos.  

 

Programa ‘Astronomía nas Rutas Xacobeas’

El Observatorio Astronómico Ramón María Aller de la Universidade de Santiago de Compostela organiza el programa ‘Astronomía nas Rutas Xacobeas’. Esta iniciativa pretende divulgar la astronomía por toda Galicia a través de sesiones de observación nocturna, presentaciones, conferencias… En ellas se explica la conexión de las estrellas y de la Vía Láctea con el Camino de Santiago y los peregrinos. El programa comenzó en julio, se extenderá a lo largo del mes de agosto y terminará en septiembre.

 

Otras instalaciones, como las del observatorio de Cotobade permanecen aún cerradas a causa de la pandemia del coronavirus, pero Galicia dispone de otros muchos lugares en los que detenerse a mirar al cielo. Miradores situados en cumbres o lugares apartados de núcleos de población, muchos espacios de zonas rurales alejados de la contaminación lumínica e incluso concurridas playas que se vacían de bañistas y luz al caer la noche te aguardan para mostrarnos el espectáculo que se abre sobre nuestras cabezas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *