5 planes para hacer en verano en Galicia

Quien diga que el verano en Galicia es aburrido, miente. Puede que el cielo nos haga dudar más de una vez si hemos hecho bien en preparar el bañador y la toalla para la playa pero, desde luego, la lluvia o el fresco no impedirán que disfrutes de unas vacaciones inolvidables. Comerás de lujo, pisarás playas espectaculares, bailarás como nunca en las fiestas populares y seguro, seguro, te enamorarás de nuestro verano.

‘Verbenea’ todo lo que puedas


Da igual en el pueblo en el que te encuentres, es muy probable que si no es el tuyo, el pueblo vecino celebre una verbena. Grupos musicales, grandes orquestas, luces, bombas de palenque, ‘cochitos’ y garrapiñadas son todo un clásico.

Si nunca has estado en una, estamos seguros de que te dejarán maravillado. Tal es la pasión por las orquestas en nuestra comunidad que, especialmente en verano, se convierte en casi una peregrinación.

De festival en festival


Un fenómeno de masas en todo el país que también encuentra su hueco en nuestra comunidad. A lo largo de toda la época estival se suceden diferentes festivales que varían en cuanto a estilo musical. Pop, rock, indie, folk e incluso heavy metal son algunas de las propuestas musicales de nuestro verano. ¿Con cuál te quedas?

Entre los más conocidos están: O Son do Camiño en Santiago de Compostela, Resurrection Fest en Viveiro (Lugo), Portamérica en Caldas de Reis (Pontevedra), el Festival de Ortigueira (A Coruña), Atlantic Fest en la Illa de Arousa (Pontevedra) y O Marisquiño en Vigo, entre otros muchos.

Playas cinco estrellas


De Galicia te puedes enamorar de muchas formas, pero una de ellas es, sin duda, poniendo un pie en sus arenales. Tomar el sol, sentir la brisa del mar, pasear por la orilla y todo eso que solemos hacer en un día de playa, es mejor si cabe cuando lo hacemos en playas paradisíacas como la playa de Rodas en las Illas Cíes, la playa de Cobas en Ferrol o la de A Lanzada entre O Grove y Sanxenxo.

Sin olvidar otras como la espectacular playa de As Catedrais en Ribadeo, la peculiar Praia dos Cristais de Laxe o la extensa playa de Carnota.

Volver a la Edad Media


Si te divierte disfrazarte y simular vivir en otra época, este es el plan perfecto para ti. No te conformes con pasear entre los puestos de artesanía y comprar algún detalle porque para disfrutar de verdad de una feria medieval, hay que meterse de lleno en la escenificación.

Estas son algunas a tener en cuenta: la Festa da Istoria de Ribadavia, la Feira Franca de Pontevedra, la Feria Medieval de Noia o la Feira Franca Medieval de Betanzos.

Pueblos que enamoran


Pero, por supuesto, no puede terminar el verano sin que te vayas a visitar algunos de los pueblos con más encanto. Pequeñas villas marineras o aldeas de montaña son el retiro espiritual que necesitas para tus días libres.

Santo André de Teixido o Redes en la provincia de A Coruña, Combarro en la provincia de Pontevedra, O Cebreiro y O Barqueiro en Lugo y Ribadavia en la provincia de Ourense, son algunos que te proponemos para empezar.

Así y todo, estamos seguros que nos dejamos cosas en el tintero y que probablemente el verano se quede corto para ver todas las maravillas que ofrece Galicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *