Septiembre, mes de fervor y tradición

Llegado septiembre, la tradición y la devoción ganan protagonismo en el calendario festivo para permitir que fieles y curiosos acudan a unas celebraciones marcadas por ritos diversos, que atesoran siglos de historia y que forman parte ya de la identidad de los pueblos donde tienen lugar. Todos estos aspectos han propiciado que muchas de estas romerías hayan sido declaradas de interés turístico y, aunque este año no podremos disfrutar de ellas por causa de la covid, desde aquí queremos rendirles un pequeño homenaje.

 

Romaría da Barca

Muxía

Su antigüedad, el entorno en el que tiene lugar y la devoción que despierta la Virgen allí venerada convierten la Romaría de Nosa Señora da Barca en una de las principales celebraciones religiosas de Galicia. Vecinos de toda la comunidad se dan cita en Muxía cada segundo domingo de septiembre (salvo que coincida en día 8, en cuyo caso la fiesta se aplaza al día 15) para participar en una romería que se remonta a comienzos del milenio pasado. Además son muchas las personas que desde días antes acuden ya a la localidad. Cuenta la leyenda que da nombre al lugar que la Virgen llegó a Muxía para dar ánimos al Apóstol Santiago en una barca de piedra y prosigue explicando que algunas de las rocas que se pueden ver en los alrededores del templo son, precisamente, los restos de aquella embarcación, por eso no es de extrañar que varias de ellas tengan nombre propio y que, incluso, se les atribuyan propiedades mágicas. Así ocurre con la Pedra de Abalar, la Pedra dos Cadrís, la Pedra dos Namorados o la Pedra do Temón. Un incendio ocasionó graves daños en el santuario el día de Navidad del año 2013, pero tras la reconstrucción, vuelve a lucir en todo su esplendor y a atraer la atención de romeros y turistas. 

 

Romería de Septiembre

A Franqueira (A Cañiza)

Comparte con A Barca de Muxía el hecho de ser una de las advocaciones marianas más antiguas de Galicia y de ser escenario de una romería de gran tradición y alcance. Se trata del Santuario de A Franqueira, situado en el municipio pontevedrés de A Cañiza, y que atrae hasta ese lugar de los montes de A Paradanta a romeros no llegados solo de buena parte de Galicia, sino también del norte de Portugal. En este caso son varias las celebraciones que allí tienen lugar. Coincidiendo con el Lunes de Pascua es el turno de la Romería de As Pascualillas, que tiene la particularidad de que la imagen de la Virgen es sacada del templo en procesión para recibir los respetos de otras 75 tallas religiosas llevadas desde las parroquias y los municipios colindantes. Llegado el mes de septiembre, el día 8 los vecinos honran a la patrona del lugar con la Romería de Verano de Nuestra Señora de A Franqueira. En este caso la imagen es llevada en procesión por una pareja de bueyes, tal y como cuenta la leyenda fue transportada siglos atrás para decidir el lugar de construcción del santuario. El recorrido actual está aderezado con la representación de danzas tradicionales locales y de un enfrentamiento entre un príncipe moro y un devoto cristiano.

 

Procesión do Nazareno

A Pobra do Caramiñal

Cada tercer domingo de septiembre desde hace ya seis siglos, las calles de A Pobra do Caramiñal son escenario de una de las procesiones más singulares de toda Galicia puesto que la imagen del santo es acompañada por ataúdes vacíos y por devotos que le muestran así su agradecimiento por haber esquivado la muerte. Según la tradición, el origen de este curioso ritual se debe a un suceso acaecido en el siglo XV en el antiguo municipio de A Pobra do Deán. Cuentan que tras condenar a muerte a cuatro delincuentes el alcalde cayó gravemente enfermo, pero que pudo recuperarse para la procesión, ordenó a los condenados que portasen su ataúd y los indultó como muestra de agradecimiento. Nació así una tradición que sigue viva hoy en día y que cada año congrega no solo a numerosos devotos, sino a multitud de curiosos que no se quieren perder esta singular procesión.

 

Nosa Señora dos Milagres

Caión (A Laracha)

Caión es el puerto y la puerta de acceso al mar del municipio coruñés de A Laracha. Y es también el escenario de su principal celebración religiosa. El 8 de septiembre, el santuario de Nosa Señora dos Milagres se viste de gala para acoger una romería a la que acuden fieles de toda la provincia y de otros puntos de Galicia, aunque como ocurre con otras celebraciones similares, la llegada arranca ya en los días anteriores con las misas de la novena. Los devotos hacen cola para tocar el manto de la Virgen en busca de sus propiedades curatorias y participan también en otros ritos diversos. Son muchos los que se acercan hasta la fuente próxima, mojan sus pañuelos allí, los frotan sobre su piel para tratar de mejorar sus dolencias dermatológicas y después los dejan secar al sol en el prado anexo componiendo así una de las postales típicas de la fiesta; otros recorren el trayecto hasta el santuario portando una piedra que depositan en un milladoiro próximo y los más devotos completan los últimos metros postrados de rodillas para mostrar así su fervor y lograr la intercesión de la Virgen.

 

Festas da Guadalupe

Rianxo

Aunque son muchas y variadas las actividades que suelen formar el programa de las fiestas patronales del municipio de Rianxo, las muestras de devoción hacia su Virgen “Moreniña” siguen protagonizando los momentos más emotivos de esta celebración cuya jornada central es la del primer domingo de septiembre posterior al día 8. Cuentan que el origen de la procesión marítima y del apartado lúdico se remonta a mediados del siglo XIX y que fue esa la manera en que los vecinos festejaron que la localidad hubiese salido bien parada de una plaga de cólera que había afectado a toda Galicia. El rito de la procesión marítima se ha mantenido hasta nuestros días y alcanza su momento central cuando todos los participantes entonan al unísono A Rianxeira, una canción nacida en la emigración gallega de Buenos Aires a mediados del siglo XX y convertida ya en un símbolo cultural de Galicia. La interpretación de esa misma canción, ya de noche y acompañada por centenares de bengalas por las orquestas y el público que disfruta de la verbena, es el vibrante colofón de las fiestas.

One thought on “Septiembre, mes de fervor y tradición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *