San Froilán

Decía el gran Álvaro Cunqueiro que las fiestas de San Froilán eran “as máis belas do outono galego” (las más bellas del otoño gallego), y no debía estar muy equivocado, puesto que las personas que cada año se acercan a la ciudad de Lugo para disfrutar de -al menos- un día de verbena, conciertos y actividades de todo tipo se cuentan por miles.

Estos festejos, que se celebran cada año alrededor del 5 de octubre (día del patrón), se prolongan durante algo más de una semana. Este año, es entre el 4 y el 12 de octubre cuando tienen lugar, aunque algunos de los eventos que forman parte del San Froilán se prolongan más días.

Son, además, unas fiestas antiguas, puesto que datan de 1754, año en que se empezó a hacer una celebración popular para acompañar a los festejos religiosos que tenían lugar ya desde muchos años antes, y tal es la importancia que han ido alcanzando a lo largo de los años que, en 2006, recibieron la catalogación de Fiestas de Interés Turístico Nacional.

Entre la programación de este año destacan los conciertos de Goran Bregovic, Rosa Cedrón, Guadi Galego, Sés, Iván Ferreiro y Los Secretos, que pondrán el toque musical a un ambiente ya de por sí lleno de alegría y ganas de disfrutar; pero también hay sitio para otras actividades, como degustaciones de tapas, presentaciones de libros, espectáculos de magia y gran variedad de eventos deportivos.

Cabe destacar el “Domingo das Mozas”, el siguiente al día del santo, en el que se homenajea el folclore gallego y el traje tradicional de la comunidad. Este día es, quizá, el más importante de las fiestas de San Froilán. Es, desde luego, el más multitudinario.

Además, y hasta el 15 de octubre, tendrá lugar la IV Feria de Artesanía y Gastronomía GASTROARTE, en el que numerosos artesanos llegados de todos los rincones de Galicia y de fuera de Galicia expondrán sus productos. En otro punto de la ciudad, otra feria, la Feria de Antigüedades y Coleccionismo. Opciones para todos.

Y para los más pequeños, el San Froilán Miúdo, una serie de actividades pensadas para ellos y que incluyen talleres, juegos, teatro y música.

Pero no se puede hablar de San Froilán sin mencionar sus tradicionales casetas del pulpo, que ofrecen este delicioso manjar en su receta más tradicional durante los días de festejos e incluso en los días previos y posteriores también. Y es que son miles las personas que se llegan cada año para probar el pulpo. Este año, tenéis hasta el 1 de noviembre para acercaros vosotros también a saborearlo.

Finalmente, el último día se reserva para la Feria Medieval en la plaza de la Catedral y en sus alrededores, que supone un viaje a la Edad Media para todo aquel que lo visita y que finaliza con un banquete medieval al que sigue un espectáculo pirotécnico que pone el broche final a unas fiestas difíciles de olvidar. Quien las conoce, lo sabe.

Así que antes de poner fin a la temporada de fiestas por este año, es imperativo pasarse por Lugo. No te arrepentirás.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *