San Froilán, una invitación para conocer Lugo

San Froilán. Santo y fiesta, fiesta y santo, se convierten llegada esta época del año en los grandes embajadores de la ciudad formando un binomio de devoción y ocio capaz de atraer a público de toda Galicia e, incluso, de otras comunidades. Ya dejó dicho Álvaro Cunqueiro que la celebración en honor al patrón de Lugo es la fiesta más bonita del otoño gallego y aunque este año la covid ha obligado a prescindir de grandes actos y reducir el programa de forma considerable, siempre constituye una buena invitación para disfrutar de los numerosos atractivos que ofrece la ciudad. Aquí te presentamos algunos de los más destacados.

 

Muralla y centro de interpretación

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la muralla romana es el principal símbolo de Lugo y por sí sola ya justifica una visita a la ciudad. Sus más de dos kilómetros de longitud delimitan el casco histórico lucense y convierten su adarve en un lugar de paseo habitual para vecinos y visitantes. Una decena de puertas permiten acceder al interior de la ciudad y seis escaleras dan acceso a la parte superior de la muralla. Además, en uno de los edificios del casco histórico ha sido habilitado un Centro de Interpretación de la Muralla en el que se puede ver la importancia y la influencia de esta construcción en la historia de la ciudad.

 

Catedral de Santa María

El inicio de la construcción de la Catedral de Lugo se remonta al siglo XII, pero las obras acometidas en los siglos posteriores propician que se puedan apreciar en ella elementos de estilos arquitectónicos muy variados. El Pantocrátor de la puerta Norte, el coro del siglo XVII, las capillas de la Virgen de los Ojos Grandes y de San Froilán y el Santísimo Sacramento, que está expuesto permanentemente por un privilegio papal, son algunos de los principales atractivos de este templo.

 

Domus del Mitreo

Hace dos décadas, durante los trabajos previos a la construcción del Vicerrectorado del Campus de Lugo de la Universidad de Santiago, salieron a la luz los restos de una antigua vivienda romana (domus) y de un espacio dedicado al culto religioso (mitreo). Convenientemente preservada y musealizada, la Domus del Mitreo es un espacio que permite conocer aspectos tanto de la época romana como de la posterior evolución de Lugo.

 

Plaza do Campo

Situada en el corazón del casco viejo, la plaza do Campo es uno de los principales puntos de encuentro para los vecinos de Lugo. En su centro se encuentra la Fuente de San Vicente, una pieza barroca de la que es tradición que un par de veces al año mane vino.

 

Museo Provincial

El antiguo convento de San Francisco acoge desde mediados del siglo pasado el Museo Provincial de Lugo, una institución creada para proteger y divulgar el patrimonio cultural lucense. Dispone de una veintena de salas que acogen piezas de los fondos propios de la museo y muestras monográficas temporales o itinerantes

 

Puente Romano

De origen romano, aunque reconstruido en los siglos XII, XIV y XVIII, este viaducto situado sobre el río Miño a las afueras de la ciudad daba continuidad a la vía XIX del itinerario de Antonino que unía las ciudades de Lucus Augusti (Lugo) y Bracara Augusta (Braga). En la actualidad está habilitado únicamente para el tránsito peatonal y además de ofrecer unas bonitas vistas del río está ligado a algunas zonas de ocio como el paseo fluvial.

 

Termas

Localizadas dentro del edificio del Balneario de Lugo, pero visitables con reserva previa, las termas romanas fueron construidas en el año 15 antes de Cristo y constituyen otro de los principales legados de aquella época que han pervivido hasta nuestros días. Se puede apreciar el vestuario y los distintos espacios de la sala de baños.

 

Parque Rosalía de Castro

Si el interior de la muralla es el corazón de Lugo, el parque Rosalía de Castro es su pulmón. Situado extramuros, sigue ocupando un espacio céntrico de la ciudad y destaca por sus jardines, sus estanques, sus monumentos y por el mirador desde el que se puede apreciar una bella panorámica del valle del río Miño.

 

Casa dos Mosaicos

Los mosaicos que decoraban una antigua vivienda romana construida entre los siglos XIII y XIV son el principal atractivo de este recinto musealizado en el que también se puede apreciar cómo era el sistema que empleaban sus antiguos moradores para calentar las estancias.

 

Cementerio de San Froilán

Bellos panteones, esculturas de gran valor artístico y monumentos funerarios con connotaciones históricas convierten el camposanto municipal de Lugo en un espacio que trasciende su utilidad principal. Desde hace unos años forma parte de la Red Europea de Cementerios Históricos y es escenario de visitas guiadas y actividades como conciertos y recitales poéticos.

 

De tapas

Y para acabar este recorrido por Lugo, nada mejor que reponer fuerzas entregándose a una de las prácticas gastronómicas más famosas de la ciudad: el tapeo. Bares, tascas, tabernas y otros establecimientos diversos aderezan las consumiciones de su clientela con una extensa, variada y sabrosa oferta de tapas cuya fama es de sobra conocida y que dejan también en los visitantes un inmejorable sabor de boca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *