Por qué debes venir al Arde Lucus

El Arde Lucus comenzó su andadura en el año 2002 ligado al solsticio de verano y con un objetivo primordial: rememorar la fundación de la ciudad de Lugo recreando su pasado romano. Desde entonces, y cada año por el mes de junio, el casco histórico amurallado se transforma durante tres días en Lucus Augusti, destacada urbe de la Gallaecia romana, ofreciendo a los que la visitan un completo programa de actividades, en un marco incomparable como es la Muralla, que cobra durante esta fiesta un especial protagonismo.

Uno de los puntos fuertes de esta celebración es la implicación de la gente que, ya sea con ropas romanas o castreñas, toma las calles durante todo el fin de semana, participando activamente en el espíritu de la fiesta. Son ellos los que, de manera conjunta con varias asociaciones, estudian continuamente el pasado para traerlo al presente. Así mismo, todo aquel que visite la fiesta puede caracterizarse de la época y salir a la calle con sus mejores galas. Por supuesto, no es indispensable, pero si quieres hacerlo, hay numerosos comercios en la ciudad que los venden (a partir de 15 euros) y los alquilan.

Tal fue el crecimiento de esta fiesta en los últimos años que, en el año 2011, logró su reconocimiento como Festa de Interese Turístico Galego, y este año celebrarán su declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Son muchas las sorpresas que se encuentran en las calles y plazas de la ciudad en estos días. Desde música, fuego y seres mitológicos, hasta guerreros celtas y legionarios, pasando por bodas y bautizos romanos. El programa está repleto de animaciones callejeras que aportan el color, el sonido y hasta el olor de la época.

Además, el Arde Lucus cuenta con un gran mercado con productos procedentes de una amplia variedad de rincones de todo el mundo.

Otro de los grandes atractivos de esta fiesta es el denominado CIRCVS o Circo Romano, un espectáculo en la arena en el que podemos ver la lucha de los más importantes gladiadores del Imperio.

Como curiosidad, cabe resaltar que la fiesta admite euros pero también tiene su moneda propia, que este año es un áureo hecho en bronce y latón dorado del año 112 d. de C., en recuerdo del emperador Trajano. Se acuñaron 10000 y tienen un valor de dos euros.

Sin duda, el Arde Lucus supone una fantástica oportunidad para revivir un trocito de nuestra historia y, además, supone el comienzo no oficial del verano en Galicia.

Este año, los festejos comenzarán el viernes 30 de junio y se espera que se superen los 600000 visitantes. Además, hay programadas más de trescientas actividades de las cuales alrededor de 40 serán novedad.

¿Os lo vais a perder?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *