Tradición y legado judío en Ribadava

Ribadavia, en la provincia de Ourense es, además de la capital de O Ribeiro, una villa especialmente reconocida por su riqueza monumental en forma de monasterios, iglesias, conventos, puentes y por supuesto por contar con un barrio judío extraordinario.

En la Edad Media, el municipio vivió una crecida de población judía que se estableció en la zona llegando a conformar una población de 1.500 habitantes en el siglo XIV, según el cronista Jean Froissart. Sentimientos religiosos aparte, cristianos y judíos compartían el día a día, llegando a ganar importancia en número la población hebrea en los siglos posteriores.

Con todo, el decreto de expulsión expedido por los Reyes Católicos en 1492, en el que obligaban a la población judía a abandonar España, provocó la conversión de muchos, que abrazaron la religión cristiana para permanecer en el Reino. En la actualidad, el Barrio Xudeu de Ribadavia todavía conserva el trazado medieval, con largas y estrechas calles que conectan con plazas y rincones donde llaman la atención los voladizos de los soportales.

El barrio que se extiende entre la Praza Maior y la muralla medieval, sitúa su centro alrededor de la Rúa da Xudería que une la Praza Maior con la de la Madalena. Con la piedra como elemento predominante, los mercados judíos se ubicaban en los bajos de las casas -o soportales-, evitando así la entrada del sol o la lluvia que pudiesen incomodar a clientes y mismo perjudicar al género expuesto.

Para que estos tiempos no cayeran en el olvido, desde hace ya unos años se celebra la conocida como Festa da Istoria. El último fin de semana de agosto, Ribadavia recrea una villa medieval, en la que predominan los trajes de época, los bailes, las bodas judías e incluso una gran cena medieval. El barrio judío acoge puestos de productos gastronómicos y artesanales en los que es imprescindible pagar con maravedís. Declarada de Interés Turístico Nacional, esta peculiar conmemoración trata de representar las distintas culturas, religiones, oficios y clases sociales de la época, para seguir disfrutando de este legado cultural durante muchos años más.

De la misma manera, el Centro de Información Xudía de Galicia, que se encuentra en el Pazo dos Condes en plena Praza Maior, ofrece una interesante muestra de piezas relacionadas con la historia y las principales singularidades de las comunidades hebreas de Galicia. Entre otras cosas, se pueden ver de cerca el traje de boda judío que se utiliza en la Festa da Istoria o la menorá grabada en piedra de la Catedral de Tui.

En definitiva, no sólo nos encontramos ante una judería destacada en cuanto a la importancia que tuvo en la época, sino que su buen estado de conservación permite a los que lo visitan, ponerse en la piel de los ribadavienses -judíos o no- que recorrían estas calles.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *