Santa María de A Armenteira

Hay lugares que nos cautivan de tal forma que es difícil olvidar las sensaciones que allí experimentamos. Es el caso del Monasterio de Santa María de A Armenteira, situado en una de las laderas del monte Castrove (Meis, Pontevedra), y rodeado por una abundante vegetación que crea la atmósfera perfecta de paz y tranquilidad. A ello se suma el agua que cae del manantial sobre el cual está situado componiendo la banda sonora perfecta. Sin duda, un sitio mágico.

 

Ponte calzado cómodo y embárcate en la Ruta da Pedra e da Auga, un sendero cautivador que se extiende a lo largo del río Armenteira. Descubrirás en el camino numerosos molinos, algunos ya abandonados y otros restaurados, que constituyen una muestra de la historia y tradición de la zona. El recorrido concluye con la llegada al Monasterio, un regalo para la vista y para el alma al final del trayecto.

 

Desde el siglo XII pertenece a la Orden del Císter, recibiendo el nombre de Santa María de A Armenteira. Gracias a las reconstrucciones que se realizaron en años posteriores, un grupo de monjas procedentes del Monasterio de Alloz (Navarra) pudo habitar en él desde el año 1989 y restaurar la vida cisterciense. Las hermanas cistercienses practican una vida dedicada a la oración y al trabajo, y ofrecen sus propias creaciones de jabones naturales y otros artículos cosméticos en la tiendecita que se encuentra en la misma portería del Monasterio. Atienden además la hospedería, con catorce acogedoras habitaciones, y cuidan también del campo con métodos de agricultura ecológica. El Monasterio recibe con los brazos abiertos a todo aquel que busque un lugar de sosiego alejado de una vida ordinaria acelerada. Un descanso verdadero ofrecido por el silencio y la contemplación de la naturaleza, que deja espacio a la oración y la reflexión.

 

La Iglesia es el edificio más importante y el único que ha quedado en pie del primitivo monasterio. Es un gran edificio de tres naves, con una fachada monumental que cuenta con un magnífico rosetón de calados geométricos florales que permite iluminar el interior del templo como símbolo de la espera del Sol naciente. Se trata de una iglesia medieval sobria y sencilla, propia de la arquitectura cisterciense, que obedece a las normas rigurosas de San Bernardo basadas en la austeridad de las construcciones y en la carencia de ornamentación.

 

No sólo la iglesia es una maravilla, pasear por el claustro supone contemplar elementos góticos, renacentistas y neoclásicos, estilos artísticos de diferentes épocas que se fueron integrando durante los siglos en una misma obra.

 

El Monasterio de A Armenteira está considerado uno de los más bellos de Galicia, la tranquilidad de su entorno lo convierte en el lugar ideal para ir a pasar el día, o varios incluso, y alejarse del ritmo abrumador de la rutina urbana. Suena prometedor, ¿verdad?

4 comentarios

  1. Tengo previsto viajar a Galicia del 1 al 6 de diciembre. ¿ Podrían indicarme los monumentos y ciudades que puedo visitar durante estos 5 días por orden de importancia ? El hotel lo tengo reservado ya en A Coruña pero dispongo de coche para desplazarme. Muchísimas gracias !!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *