San Salvador de Manín (Lobios); la iglesia de los tres lugares

En Lobios, un municipio ourensano que pertenece a la comarca de A Baixa Limia, se encuentra la joya escondida que es la iglesia de San Salvador de Manín. Se trata de un edificio con una peculiaridad única: fué trasladado piedra a piedra en dos ocasiones, en 1769 y en 1992.

Esta iglesia fue construída en el 1764, siendo abad Damián Vélez de la Llana, como indica una inscripción que se encuentra en el brazo derecho del crucero del edificio. El templo es uno de los mayores exponentes del Barroco Gallego en la comarca.

El edificio posee una planta de cruz latina, con una nave principal de tres tramos, y presenta los elementos característicos de las iglesias barrocas. Desde el exterior, llaman especialmente la atención el cimborrio (sobre el crucero) y la gran torre integrada en la fachada principal. La decoración externa de la iglesia está constituída principalmente por pináculos rematados en bola, típicos de la época.  En el interior destaca la escultura en relieve del retablos mayor y los relieves de Adán y Eva entre niños atlantes situados en las puertas de la sacristía, tras el retablo.

San Salvador de Manín cuenta con mucha historia, y dos traslados. El primero, en 1769, fue causado por la falta de feligreses en el emplazamiento original de la iglesia (Manín). Así, la iglesia fue trasladada piedra por piedra al vecino Aceredo, donde permaneció más de 200 años hasta que a principios de los 90 se decidió construir un embalse en Aceredo; el embalse de Lindoso. En un primer momento parecía que la iglesia se iba a perder bajo el agua, pero los vecinos de Aceredo se encerraron en ella hasta que se aceptó su traslado a Compostela (otra aldea más dentro del ámbito de la parroquia de Manín), donde se encuentra a día de hoy.

Las diferentes ubicaciones de la iglesia dieron lugar a los dos nombres con los que se le conoce: San Salvador de Manín (por la primera aldea donde se edificó) e Iglesia de Aceredo (por el lugar donde estuvo hasta hace bien poco).

Esta curiosa iglesia es una interesante parada dentro de la comarca de A Baixa Limia, junto con el Parque Natural da Serra do Xurés, la maravillosa Santa Comba de Bande y el antiguo Aquis Querquennis, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *