Os Ancares

Os Ancares
Os Ancares

Situación – Este de la provincia de Lugo limítrofe con León. Incluye los ayuntamientos de Cervantes, Navia de Suarna y parte del municipio de Becerreá.

Superficie – Os Ancares lucenses: 53.664 hectáreas. Os Ancares leoneses: 56.786 hectáreas en los municipios de Candín, Peranzanes, Vega de Espinareda y Villafranca del Bierzo.

Acceso – Autovía A-6 y N-VI hasta Becerreá. La carretera LU-722 comunica con A Pobra en Navia de Suarna y posee los principales desvíos hacia la sierra.

Servicios – Alojamiento: Sí. Comer: Sí.

Más información – Instituto Lucense de Desenvolvemento Económico e Social (INLUDES).
Tel.: 982 227 812.

Equipamientos – Centro de Interpretación y Gestión de la Reserva Nacional de Caza de Os Ancares (Campo da Braña) y Aula de la Naturaleza en Campa da Braña-Degrada (Cervantes) Tel.: 982 181 252.

Otros espacios naturales relacionados / próximos: 
O Courel (LIC “Ancares-Courel”)     LIC “Cruzul-Agüeira”

Os Ancares
Os Ancares

Hechizos de montaña

Ancares es nombre original de río que ha prestado su sonoridad a las montañas mágicas entre Galicia y León. Ejercen su magnetismo desde lejos, prendidas de horizontes a dos mil metros escasos. Se entra en ellas con un especial estado de admiración y respeto, por caminos que buscan las cumbres pegadas a estrechos y profundos valles.

En las poblaciones más altas descubriremos las “pallozas”, ancestrales construcciones de planta circular y techo de paja majada. Parece que sus formas curvas pero regias se inspiran en las cumbres de las montañas, suaves y agrestes.

Los ríos que descienden por la vertiente gallega buscan todos al Navia, que ciñe completamente el espacio protegido por el oeste y conduce las aguas hacia el Cantábrico. Un buen ejemplo es el hermoso valle labrado por el río Ser o las gargantas del río Rao, en el ayuntamiento de Navia de Suarna. La vertiente leonesa, al contrario, desagua hacia el sur, en la cuenca del Sil.

La declaración de Os Ancares como Reserva de la Biosfera en Galicia y Castilla y León supone su incorporación como unidades de la próxima Gran Cantábrica, toda una sucesión de espacios naturales de alto valor ambiental en el norte de la península. El oso pardo, su símbolo más reconocido, tiene también este extremo lugués como zona de paso.

Sin Pérdida

La principal vía de acceso a Os Ancares parte de la villa de Becerreá hasta Liber, donde se ofrecen tres posibilidades por carreteras de la red secundaria y local. Hacia el norte, siguiendo el curso del río Navia llegamos a A Proba, capital del municipio de Navia de Suarna. El ayuntamiento cuenta con un amplio patrimonio artístico y cultural representado por la pintoresca estampa del castillo medieval y el puente románico de un único arco construido en pizarra. Pero también destacan los veinticinco castros localizados, como los de Cantón y Cabanela unidos por un corredor de 300 metros; cuatro campos de túmulos; las alzadas que eran antiguos poblados de verano en zonas elevadas como Bismor o Tesón; cortíns o alvarizas de colmenas para protegerlas del oso; pallozas…

El segundo itinerario desde Liber hacia el sur nos lleva hasta Degrada, bien por la capital municipal de Cervantes en San Román, bien por Doiras y su castillo inexpugnable por la factura de la construcción pétrea y su situación en una colina de difícil acceso sobre el río. El castillo, de propiedad privada, también es famoso literariamente por la leyenda de la mujer cierva, la hija de un pobre encantada por un moro (personaje recurrente en la mitología popular gallega) y cazada trágicamente por su hermano.

En Degrada está el albergue de Os Ancares y el Centro de Interpretación. Desde aquí parte la ruta a pie de dificultad media- alta que conduce a la Campa de Tres Bispos (1.795 m). Sin embargo, el itinerario más transitado continúa por la sinuosa carretera hasta la aldea de O Piornedo. De obligada visita son las pallozas, viviendas circulares de ancestral origen habitadas hasta el siglo XX. Algunas abren al público como museos de este pasado bien guardado en la memoria familiar de sus propietarios.

Desde la ermita de O Piornedo parte la ruta del Mustallar (1.935 m), el punto más alto de Os Ancares lucenses, cuya ida y vuelta requiere todo un día de caminata por caminos de montaña.

Además de las galerías fluviales y los ecosistemas de montaña que en la actualidad se incluyen como zona de paso del oso pardo, la zona núcleo de la reserva incluye extensas superficies arboladas algunas con nombre propio. Por ejemplo el valioso hayal de A Pintinidoira, entre los ayuntamientos de As Nogais y Cervantes, inmerso en un bosque de rebolos (roble de pequeño tamaño) y avellanos. En el ayuntamiento de Becerreá, el curioso encinar de Cruzul y el castañal de Agüeira. La presencia de encinas típicamente mediterráneas aisladas en este punto es un relicto asociado a un afloramiento calizo del suelo (Ver LIC Cruzul-Agüeira).

Y siempre es recomendable la visita al castro de Cervantes, un lugar tocado por la magia de la belleza natural de Os Ancares donde se reúnen además los valores de un conjunto castreño bien conservado al lado de la iglesia rodeada de su pequeño cementerio en curiosa estampa.

Naturaleza  Singular   

El monte bajo cubre gran parte de las faldas orientales. Importantes colonias arbustivas por la producción de bayas como acebos y arándano. Abundan los castañales y los robledales.

En la fauna es necesaria una mención a las especies emblemáticas que no se encuentran en otras partes de Galicia como el oso pardo o el urogallo, que tuvo aquí los últimos ejemplares de la comunidad. Proliferan los jabalíes, corzos, ciervos, conejos.


View Larger Map

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *