O Invernadeiro

O Invernadeiro
O Invernadeiro

Situación – Parque Natural, íntegramente en el ayuntamiento de Vilariño de Conso. El Macizo Central alcanza el área montañosa de las comarcas centrales ourensanas, en los ayuntamientos de O Bolo, Chandrexa de Queixa, Laza, Manzaneda, A Pobra de Trives, Viana do Bolo, Vilariño de Conso, Quiroga, Larouco y Montederramo.

El Bidueiral se extiende entre los ayuntamientos de Montederramo y Vilar de Barrio.

Superficie – 5.722 ha. LIC: 46.829,43 ha. LIC “Bidueiral de Montederramo” 1.948,55 ha.

Acceso – Al Parque desde Verín por la carretera comarcal OU-114 de Laza, y allí coger el desvío a Campobecerros. Para el Macizo Central, por el norte, la carretera C-536 con desvíos en O Castro de Caldelas o en A Pobra de Trives para llegar a Manzaneda. Para el Canón do Bibei, por el este, carretera C-533 Petín-A Gudiña y desvío al santuario de As Ermidas.

Servicios – Alojamiento y comida en las localidades dentro del LIC Macizo Central.

Más información – Para visitar el Parque Natural, permiso expedido por escrito por el Departamento Territorial de la Consellería de Medio Rural de Ourense. Tel.: 988 386 029 – Fax: 988 386 135.

Equipamientos – Centro de Recepción (Tel. 988 386 376). Aula de la Naturaleza, en la Ribeira Grande. Observatorios de fauna (cercado cinegético de ungulados silvestres). El Aula de la Naturaleza cuenta con dormitorios y otras instalaciones como laboratorio y aula de proyecciones para la realización de actividades coordinadas por monitores.

Otros espacios naturales protegidos – Monumento Natural “Souto de Rozabales” Paisaje Protegido “Val do Navea” LIC “Pena Trevinca”

Lección de montaña

No existen asentamientos humanos dentro de los límites de O Invernadeiro. Todo es naturaleza. Su historia viene de antiguo, siempre como propiedad no dividida desde la Edad Media, dedicada por aquel entonces al pastoreo y a la caza. A mediados del siglo pasado se convirtió en una zona autorizada de repoblaciones forestales hasta que en el año 1981 sufrió un incendio y cambió su destino. De las cenizas renació con una apuesta por la recuperación ambiental que se consolidó definitivamente en el verano de 1997 con su declaración como Parque Natural. En la actualidad es una de las mejores aulas de la naturaleza de la comunidad para conocer con intensidad la vida del Macizo Central ourensano.

Las viejas montañas galaicas, que superan en los límites del Parque los 1.500 metros de altitud, combinan el encanto agreste de la roca con la suavidad de los grandes volúmenes redondeados. Son las sierras propicias para acoger gran parte de la vida salvaje representada principalmente por el lobo y sus presas corzo y jabalí. Los ríos, igual que en tiempos primitivos los glaciares, viven en este espacio el gran momento de la montaña. Los cauces gemelos Ribeira Grande y Ribeira Pequena ponen el ritmo fluvial.

View Larger Map

Sin Pérdida

Es necesario solicitar con antelación el permiso de acceso y efectuar todos los recorridos a pie por las rutas marcadas. Las visitas para grupos se realizan a partir de un mínimo de cinco personas. Es ampliamente recomendable para grupos escolares y otros colectivos el Aula de la Naturaleza de Ribeira Grande y sus actividades. Ofrece una experiencia única, aislados en la naturaleza recorriendo los grandes terrenos de caza del lobo. Alguna de estas rutas permite observar un sorprendente circo glaciar y varias cascadas como la de Arcos.

En la Ribeira Pequena destaca la ruta de los cercados que nos acerca a los espacios de los ciervos y otros ungulados en semilibertad. Son precisamente ciervos, cabras montesas, gamos, rebecos y muflones las estrellas del Parque. Habitan espacios vallados que facilitan el control de las poblaciones y hace de su avistamiento una de las experiencias de más grato recuerdo de los visitantes.

Macizo Central

O Invernadeiro es el corazón de una vasta zona montañosa prácticamente despoblada. Las mayores elevaciones se encuentran en la sierra de Queixa, que ostenta el punto más alto en la estación de montaña de Manzaneda (1.782 m), y en la sierra de San Mamede (1.619 m). Registran abundantes precipitaciones en forma de lluvia y nieve, pero también importantes periodos estacionales de sequía.

Desde A Proba de Trives podemos ascender hasta la estación invernal de Manzaneda con múltiples opciones turísticas ya que no limita su actividad tan sólo a la temporada de esquí. Es el punto de partida de varias rutas de senderismo en busca de la antigua actividad glaciar de la montaña. También podemos optar por continuar hasta Celeiros, capital municipal de Chandrexa de Queixa.

En la otra vertiente del macizo, dos son las posibilidades. Por un lado, en el ayuntamiento de Vilariño de Conso, los enclaves de Pradoalbar, donde el río llena el valle de gran belleza, y Chaguazoso, donde veremos una espectacular morena glaciar y la cascada del río Cenza.

A media altitud son frecuentes las extensiones arboladas. Bosques autóctonos de interés botánico por la presencia conjunta de especies atlánticas y mediterráneas como el roble común y el roble melojo. Una de las manchas arbóreas más curiosas es el Bidueiral de Montederramo, de unas 250 hectáreas en la parroquia de Gabín, propiciado por la necesidad de esta madera para los antiguamente numerosos “zoqueiros” (artesanos fabricantes de zuecas) y carpinteros de la zona.

Por otro lado, en las tierras de O Bolo, el cañón del río Bibei. La fotografía por antonomasia se encuadra con el santuario barroco de As Ermidas colgado del monte entre laderas de viñedos y un buen definidor climático como es la presencia de olivos. El paisaje de los bancales para vencer el fuerte desnivel consigue aquí una de sus mejores muestras. El río asiste y resiste a esta larga historia de humanización que viene de antiguo, como el sólido puente romano del Bibei capaz de soportar todavía el tráfico moderno.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *