Atrévete a descubrir las otras islas de Galicia

Los 1.500 kilómetros de costa que tiene Galicia dan para mucho. En nuestro litoral nos podemos encontrar con sobrecogedores acantilados, majestuosas rías y playas de una belleza inigualable. Una de las maravillas que posee el territorio son sus islas, ya que algunas como Ons, Cíes, Sálvora, Cortegada pertenecientes al Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia o A Illa de Arousa constituyen un importante punto de interés turístico al recibir cada año a un gran número de visitantes. Pero no son las únicas islas que salpican las costas gallegas. A continuación te invitamos a visitar otros paraísos naturales rodeados de mar que, pese a no ser tan conocidos, merece la pena descubrir de cerca.

 

Isla de San Simón

Situada en el fondo de la ría de Vigo, la Isla de San Simón forma un conjunto con la isla de San Antón y con dos pequeños islotes, San Bartolomé y San Norberto. Ha jugado diversos papeles a lo largo de la historia, siendo empleada como monasterio, cárcel durante el franquismo e incluso lazareto. Perteneciente al municipio de Redondela, en la actualidad es un complejo cultural que cuenta con varias instalaciones: la Residencia Stella Maris, la Casa de los oficios del Mar, un acuario, un museo, una biblioteca e incluso un edificio multiusos. En 1999 fue declarada Bien de Interés Cultural y también forma parte de la Red Natura 2000 como hábitat natural europeo protegido. La isla puede visitarse con autorización, y existen varias empresas que organizan visitas regulares y concertadas.

 

Islas Sisargas

Las islas Sisargas son un pequeño archipiélago compuesto por tres islas, llamadas Sisarga Grande, Malante y Sisarga Chica (además de algún islote como Chalreu y Xoceiro). Situadas en la Costa da Morte, en el municipio de Malpica de Bergantiños, estas islas están declaradas Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) dentro del LIC Costa da Morte-Red Natura 2000. Por lo tanto, su riqueza faunística destaca por la presencia de aves marinas como la gaviota sombría o la patiamarilla. Las islas están formadas principalmente por paredes de roca y acantilados, aunque en la parte sur de la Sisarga Grande tienen presencia una pequeña playa y un embarcadero. Además, también cuenta con un faro donde se puede escuchar el sonido del mar y de las aves. No existe un servicio regular de transporte a la isla principal así que la única posibilidad de acceder a ella es mediante alguna embarcación de Malpica. En caso de tener la oportunidad, te recomendamos que no dudes en acercarte.

 

Isla de A Toxa

Esta isla situada al este de la península de O Grove fue en su momento un lugar de cultivos agrícolas para los vecinos del municipio. Su interés turístico emergió del descubrimiento en el siglo XIX de sus aguas termales y medicinales, lo que dio lugar a que pasase a ser una propiedad privada para explotar todos sus bienes. En ese momento, se construyó el antiguo balneario que dio paso a un aumento espectacular del turismo y, además, a la construcción de otros servicios por los que hoy en día se acercan muchos visitantes. Hoy en día, A Toxa es un importante centro termal de ocio y de descanso donde muchos turistas buscan jornadas de relajación en alguno de sus balnearios. Además, dispone de diversas opciones para disfrutar del tiempo libre, como relajarse en su playas, dar un paseo en barco por toda la ría o caminar por su bosque de pinos centenarios.

 

Isla de Santa Cruz

La isla de Santa Cruz quizás no es una de las más grandes ni la más conocida, pero oculta una característica muy especial. Situada en la ría de A Coruña, en la bahía de la localidad de Santa Cruz (Oleiros), en esta pequeña isla se encuentra un castillo histórico que sirvió para defender la ría en numerosas ocasiones. Con 1,9 hectáreas de superficie y de forma es redonda, está cubierta de arbolado y jardines y se puede acceder fácilmente desde tierra a través de un puente de madera. El Castillo de Santa Cruz es, sin duda, el monumento simbólico del ayuntamiento. En la actualidad esta fortaleza está dedicada a la investigación y divulgación científica como sede del Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia. Acoge actividades como exposiciones y cursos, y dispone también de una biblioteca y un fondo permanente. Se trata de un lugar de obligada visita y que, además, ofrece unas increíbles vistas y ecosistemas muy bien conservados.

 

 Islas Lobeiras

Las islas Lobeiras son un pequeño archipiélago situado en la provincia de A Coruña, en plena ría de Corcubión. Está conformado por Lobeira Grande y Lobeira Chica, dos pequeñas islas que fueron escenarios de varios naufragios a lo largo de la historia, por lo que las aguas que las rodean ocultan muchos misterios. Estos sucesos impulsaron la construcción a comienzos del siglo pasado de un faro. No hay unanimidad sobre el origen de la denominación del archipiélago. Hay quien defiende que se debe a que las islas estuvieron habitadas en tiempos por lobos marinos, pero también hay quien opina que fueron bautizadas así por los marineros por el peligro que entrañaban. Es posible visitarlas alquilando algún barco en los puertos de la zona.

 

Isla de Tambo

La isla de Tambo cuenta con tan solo con 28 hectáreas de superficie pero posee una singularidad natural digna de destacar. Situada en la ría de Pontevedra, alcanza los 80 metros de altitud en el monte San Facundo y tiene una forma piramidal cubierta de árboles. También atesora una larga historia, ya que en el pasado fue de uso monacal, lazareto e incluso escenario de un saqueo por parte del famoso corsario Francis Drake.

De uso militar hasta el año 2002, aunque pertenece al municipio de Poio permanece bajo la vigilancia de la Escuela Naval de la Armada de Marín y solo es posible acercarse a ella mediante visitas organizadas. La Irmandade Illa de Tambo organiza excursiones a Tambo para las plazas son limitadas así que si quieres descubrir esta maravilla natural, date prisa porque se acaban pronto.

 

Illa Pancha

Esta pequeña isla que guarda el extremo occidental del acceso a la ría de Ribadeo es conocida por su faro, construido hace ya un siglo y medio. Unida a tierra firme por un estrecho puente es uno de los puntos que todo visitante que se acerque hasta esa zona de la Mariña lucense debe contemplar y está incluida en varias de las rutas diseñadas por el ayuntamiento para mostrar todos sus atractivos. El faro actual, de forma cilíndrica fue construido en los años 80, para sustituir a la instalación anterior, que en la actualidad ha sido reconvertido en un establecimiento hotelero.

 

 

 

2 comentarios en «Atrévete a descubrir las otras islas de Galicia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *