Peregrinos ilustres cautivados por el Camino de Santiago

El nuevo Año Santo ha vuelto a situar al Camino de Santiago, la ciudad del Apóstol y Galicia en general bajo los focos. Son muchos los peregrinos que están planeando emprender la ruta hacia Compostela y que aguardan con emoción el momento en el que la pandemia de la covid permita que los caminos vuelvan a llenarse de vida. Su objetivo no es otro que recorrer una ruta milenaria que desde sus inicios ha despertado el interés de personas de toda condición y también de reyes, santos, papas y representantes del mundo de la cultura y el espectáculo. Te invitamos a conocer a algunas de esas personalidades ilustres que ya forman parte de la historia jacobea.

 

Alfonso II El Casto

Año 834

La lista de monarcas que peregrinaron hasta Santiago no tardó en inaugurarse una vez descubierta la tumba del Apóstol. De hecho el rey Alfonso II El Casto está considerado como el primer peregrino del Camino de Santiago puesto que una vez que tuvo conocimiento por parte del obispo Teodomiro de la aparición de los restos, no tardó en desplazarse a Galicia desde Oviedo para comprobar y ratificar la veracidad del anuncio. Aquel viaje dio el pistoletazo de salida al fenómeno jacobeo y determinó, además, el trazado de una de las rutas que constituyen en la actualidad los diversos Caminos de Santiago: el Camino Primitivo. Una estatua situada en la zona vieja de Compostela nos recuerda aquel primer viaje.

 

San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán

Comienzos del siglo XIII

Aunque puestas en duda en la actualidad por diversos historiadores, las peregrinaciones a Compostela de San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán, fundadores ambos de las órdenes religiosas a las que dan nombre, han sido consideradas durante siglos como hechos ciertos. Así lo recogen los libros de historia tradicionales y así permanecen no solo en el recuerdo compostelano, sino también en el de algunos de los monasterios franciscanos y dominicos de Galicia, cuya fundación se relaciona directamente con esas peregrinaciones. El 1214 es citado habitualmente como el año en el que San Francisco de Asís llegó a Santiago procedente de Italia. La huella de aquel viaje sigue viva en el monasterio que el santo habría ordenado fundar en las inmediaciones de la catedral. Ese episodio dispone incluso de una leyenda propia que cuenta que San Francisco hizo ese encargo a un carbonero indicándole que hallaría lo necesario para llevarlo a cabo en una fuente próxima. El tesoro que allí encontró fue lo que permitió sufragar las obras del monasterio. Menos de una década después, sería Santo Domingo el que habría visitado Compostela. El sacerdote, historiador y arqueólogo Antonio López Ferreiro cuenta en uno de los volúmenes que dedicó a la historia de la iglesia compostelana que el santo tenía lazos familiares en Galicia y  señala que estuvo al menos en dos ocasiones en Santiago (la primera a finales del siglo XII o comienzos del XIII y la segunda, en el año 1220). Además le atribuye directamente la fundación del convento de San Domingos de Bonaval.

 

Reyes Católicos

Año 1486

No es casual que el imponente hospital de peregrinos que se alza en un lateral de la plaza del Obradoiro lleve el nombre de los Reyes Católicos. Fueron Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón los que decidieron la construcción del edificio (actualmente, parador de turismo) tras la peregrinación que realizaron a Santiago en el año 1486 para solicitar la ayuda del Apóstol en sus campañas bélicas en el sur de la Península. De regreso a Castilla, los monarcas pararon en O Cebreiro, donde según cuentan las crónicas, habrían tratado de llevarse las reliquias milagrosas que se guardan en la iglesia de Santa María. Sin embargo, poco después de iniciar la marcha los caballos se detuvieron repentinamente negándose a continuar hasta que se les dejó poner rumbo de regreso a O Cebreiro. Ante esta situación, los Reyes Católicos habrían optado por devolver las reliquias a su emplazamiento original. 

 

Carlos I y Felipe II

Años 1520 y 1554

El nieto de los Reyes Católicos y el hijo de este también forman parte del listado de monarcas que acudieron en peregrinación a Compostela. Carlos I lo hizo en el año 1520 en el marco del viaje que lo llevaría hasta Aquisgrán para ser coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Antes de dirigirse hasta A Coruña para embarcarse rumbo a tierras germanas, visitó la tumba del Apóstol y reunió en Santiago a las Cortes para tratar de lograr fondos para sufragar dicho viaje y los gastos de coronación. Otro viaje en barco desde A Coruña propició que en 1554 fuese su hijo, Felipe II, quien visitase el sepulcro de Santiago, aunque en este caso no lo hizo como monarca porque habrían de pasar aún 2 años hasta su coronación. Felipe II se hospedó en el hospital construido por iniciativa de sus bisabuelos y realizó varios donativos a la catedral compostelana antes de embarcar en la ciudad herculina para viajar a Inglaterra y contraer matrimonio con María Tudor.

 

Juan Pablo II y Benedicto XVI

Años 1982, 1989 y 2010

Sus viajes a más de un centenar de países propiciaron que el Papa Juan Pablo II sea conocido como el Papa Peregrino. A esa denominación contribuyeron también sin duda los dos viajes que el pontífice realizó a Santiago de Compostela para visitar la tumba del Apóstol. El primero, realizado en el año 1982, supuso además la primera visita de un papa a Compostela, puesto que aunque algunos de sus antecesores habían acudido en siglos anteriores a Santiago, lo habían hecho antes de acceder a la cúspide de la Iglesia Católica. Aquella peregrinación de 1982 contribuyó a relanzar el fenómeno jacobeo y sentaría las bases de una segunda visita por parte de Juan Pablo II, ya en el año 1989 para presidir la Jornada Mundial de la Juventud. Su sucesor, Benedicto XVI siguió la senda abierta por Juan Pablo II desplazándose a Compostela con motivo del Año Santo del 2010. 

 

Paulo Coelho, Kim Nam Hee y Kim Hyo Sun

Décadas recientes

Son muchos los escritores que han recorrido el Camino de Santiago y que han plasmado en sus obras la experiencia de la peregrinación convirtiéndose así en embajadores de la ruta, pero seguramente pocos antes han tenido tanta relevancia en sus países de origen como el brasileño Paulo Coelho y las coreanas Kim Nam Hee y Kim Hyo Sun. La experiencia de Coelho en el Camino en el año 1986 fue la base de su libro “El peregrino de Compostela (Diario de un mago)”, y aunque el autor explicó que tras llegar a O Cebreiro tomó un autobús hasta Santiago, sí reconoció que la experiencia le dejó una intensa huella. Su obra, un auténtico bestseller internacional inspiró a multitud de personas a seguir sus pasos, especialmente en su país natal, y Coelho ha regresado desde entonces a Compostela en varias ocasiones. Similar fenómeno, aunque a escala más reducida, es el que propiciaron en Corea del Sur las obras de dos autoras que se dejaron conquistar también por el fenómeno jacobeo.  Kim Nam Hee recogió en “El viaje de una mujer sola”, la experiencia de su primer recorrido por el Camino Francés en el año 2005. Desde entonces ha recorrido las rutas hacia Santiago en otras cuatro ocasiones. También ha vivido más de una vez la experiencia de caminar hacia Compostela su compatriota Kim Hyo Sun, que ha dedicado sendos volúmenes al Camino Francés, al Portugués y a la Vía de la Plata y que ha recorrido varias rutas más hasta superar ya la media docena. Ambas autoras han contribuido de forma decisiva al éxito del Camino en Corea, tal como han hecho también en sus respectivos países otros autores como el presentador y humorista alemán Hape Kerkeling con su obra “Bueno, me largo”.

 

Shirley MacLaine

1994

Entre los representantes del mundo del espectáculo que han peregrinado a Santiago cabe destacar a toda una estrella de Hollywood como Shirley MacLaine. La ganadora de un premio Óscar y protagonista de obras maestras del cine como “El apartamento” e “Irma la Dulce”, completó el Camino Francés en el año 1994 y la experiencia de recorrer los 800 kilómetros que separan la frontera gala de Santiago dejó tanta huella en ella que decidió plasmarla también en un libro: “El Camino. Un viaje espiritual”. También se han dejado ver en la ruta hacia Santiago otras estrellas como Anthony Quinn, Charlton Heston y Martin Sheen, aunque en este caso no como peregrinos, sino como protagonistas de sendos proyectos audiovisuales inspirados y grabados en la ruta: la miniserie “Camino de Santiago” en el caso de Quinn y Heston (año 1999), y la película “The Way”, en el caso de Sheen (2009), que ya había visitado Santiago unos años antes, en el 2003.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *